Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
27 mayo 2012 7 27 /05 /mayo /2012 15:51

Salimos de Palas del Rei por la ermita de San Tirso, de escaso interés artístico y bajamos las escaleras que llevan hasta la carretera N-547 a la que acompañamos unos 100m y nos desviamos a la derecha, cruzamos el rio Ruxian y pasamos por Carballal hasta pasar por una corredoira bajo el palio de los árboles y llegar a San Xulian del Camiño. El día amenaza lluvia y el camino va pasando de corredoiras umbrías o andaderos protegidos por setos de la carretera, a pistas de cemento o  barro endurecido entre sembrados y casas humildes en aldeas pequeñas y solitarias.

En Leboreiro dejamos la provincia de Lugo y entramos en la de A Coruña. Santiago está como quien dice a la vuelta de la esquina, que en términos de caminante es bastante más trabajoso.

En Casanova decidimos buscar un lugar para desayunar (hemos salido del hotel antes de la siete y no hemos tomado nada). Llevamos dos horas y pico de caminata, caen gotas aisladas y nos apetece comer algo. Desechamos un figon aleman por exceso de caminantes y nos aposentamos en un albergue de muy buen aspecto llamado Somoza. Un camarero de media edad y aspecto nervioso nos canta las excelencias y categoría del establecimiento ante la pregunta inocente de Jaime sobre si el pan es de ayer (hoy es domingo) que provoca una respuesta casi indigmada del personaje, herido nen su honrilla profesional. Luego trata de ser demasiado amable y nos srive unos huevos con panceta y a la hora del cafe nos obsequia con sendos trozos de tarta de santiago.

Algo repuestos llegamos a Leboreiro donde disfrutamos del portico romanico de la Iglesia de la Virgen de las Nieves y el original cabeceiro, hórreo con forma de cesta de mimbre, hechos con ramas. Despues pasaremos junto a un poligono industrial, con unas curiosas placas de roca con nombres grabados en bronce de los caballeros de la Orden de Santiago y sus capítulos celebrados en los últimos dos siglos, hasta bajar hacia el rio Furelos que atravesamod sobre un bellísimo puente romanico de cuatro ojos, que nos llevará a Melide.

Despues deberemos atravesar un bosque de pinos, robles y eucaliptos, hasta cruzar el rio Barreiros. Castañeda,Doroñas y Ribadioso, entre carreteras y tajos, hasta llegar a Arzúa, nuestro final de etapa. Han transcurrido más de ocho horas, treinta y un km, de los cuales más de dos gastados en cruzar el pueblo bajo una lluvia fina y persistente, porque el hotel escogido está muy a las afueras de un pueblo particularmente extenso. Llegamos empapados y bastante cansados.

La jornada ha sido agotadora pero interesante desde un punto de vista historico y artistico. (hemos pasado a pocos kilometros del famoso Pazo de Ulloa, inmortalizado por la novela de Emilia Pardo Bazán) pateado las venerables losas romanas de la calzada de Cornixa, y en Boente vemos en la iglesia una imagen de Santiago en majestad, lo cual solo acontece en Compostela. El camino ha oscilado entre desneveles no excesivos pero si continuos y nos ha dado ocasión de atesorar en el desván de la memoria a personajes como el hospedero de Boente, Mariano Dios, escalador, fotrógrafo y aventurero (conocido por los montañeros del Pirineo con su sobrenombre escrito en los libros de casi todas las cumbres: "El Yeti") que vino a hacer el Camino y quedóse en él. El hombre pàrece un motorista de Harley de los sesenta, de la banda de Brando, reciclado en orondo y feliz hotelero. Y la otra imagen, la de una anónima mujer madura con la cabeza canosa y aspecto y figura de gran dignidad que, sentada en una roca junto al rio Iso, con los pies descalzos sumergidos en el agua, parecía absorta en la contemplación del bello recodo del puente romanico, una bella estampa bucólica llena de delicadeza y poesía, y que cuando se dio cuenta de que la mirabamos nos sonrió y  agitó la mano diciendo; "buen camino". Claro que aún quedaba el paso bajo la lluvia de Arzúa con 31 kms en las piernas. Por cierto, el famoso LIber sancti Jacobi, cuenta que en este pueblo apareció un peregrino que se detuvo frente a una casa del pueblo en la que una mujer tenía pan  en el horno. El olor era magnifico y el peregrino pidió a la mujer que le diera algo de su pan cuando estuviera. La señora contestó que se equivocaba que su horno estaba vacío. Que debia ser de alguna vecina.El peregrino se lavantó y al marcharse dijo: "Espero que tu pan sea como una piedra". Cuando la mujer estimó que el pan ya estaba horneado fue a buscarlo y encontrro en su lugar una piedra. Salio espantada a buscar al peregrino pero no lo encontró. Cosas de nuestra madre Iglesia que se preocupaba por espantar al pueblo y así convencerlño de que tratara bien a los peregrinos. El negocio espiritual.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens