Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
29 mayo 2012 2 29 /05 /mayo /2012 17:53

Pues tal como adelantamos ayer, la última etapa, la llegada a Santiago es paisajistica y culturalmente decepcionante, y aunque parte del personal andariego mostraba ciertos sintomas de histerismo entre religioso y deportivo, la mayoría de los caminantes oscilaba entre el ensimismamiento que produce el cansancio de muchas jornadas de desollarse los pies o la alegre y ruidosa inconsciencia de los que esperan una jornada más de cuchipandas e ingestas etílicas de mayor o menor grado, que de todo hay en las viñas de mi señor Santiago Matamoros.

En algo más de dos horas, entre un trasiego incesante de peregrinos, algunos ciertamente tocados, como dos chicas inglesas bastante jovenes que se sentaron en la acera y miraban tristemente a quienes pasaban, caminamos por carreteras secundarias, entre casas mas o menos normalitas y de una calidad estandard junto a verdaderos palacios rurales o casonas en las que el lujo es evidente, edificios como los de la television gallega y los RTVE, muy cercanos, fabricas de diversas caracteristicas o el enorme campi ng de San Marcos, bastante vacio para lo que es habitual e n el Camino. Como nos dijo el hotelero de ayer, la crisis también se nota, las estancias son menos abundantes, los hoteles con cierta categoría, y precio, estan medio vacios y bares y restaurantes han bajado o mantenido los precios (lo normal es un menu diario de 7 a 10 euros). 

El ambiente es decididamente premioso y con expectativas del muy cercano final. La gente, no se sabe por qué, pone el turbo (los que pueden) y pasan presurosos como si Santiago se les fuera a escapar trotando monte arriba. Se empieza a barruntar la excitación del apoteosis aunque aun no se  vislumbra ninguno de los grandes edificios de la ciudad o las torres de la catedral.

Aun hay que subir, por una empedrada carretera el Monte do Gozo, desde cuya vertiente occidental antaño se distinguía perfectamente el caserío de la ciudad y las torres catedralicias. Subimos por una pista asfaltada hasta llegar a las monstruosas instalaciones construidas en 1992 con  ocasión de la  visita del Papa y el año compostelano jubilar. Pasamos por la cancela sin husmear y subimos hasta la cima donde, a mano izquierda, se levanta el pretencioso mojón gigante del monumento al Papa y al Camino. Los peregrinos se fotografían ante él y nosotros buscamos la robada vista de la ciudad, ahora ya apenas visible a causa de los arboles replantados y los edificios que, un poco mas abajo, comienzan a sugir entre bosques esquilmados.

Cruzamos por un puente con piso de madera la autovía, el rio Sar y la via férrea. Cruzaremos el barrio de dos Concheiros (hace cientos de años se instalaban allí los comerciantes que vendían conchas, simbolo del Apostol y objetos piadosos a los que entraban en entonces  amurallada ciudad. Llegamos a la Porta del Camiño (donde estuvo la puerta de entrada del Camino Francés, (hoy simbolizada por una tasca-pulpería con ese nombre) y por la Rua das Casas Reais y das Animas (donde está la iglesia de ese nombre, con un delirante frontispicio donde se nos muestran varios personajes desnudos (muy disimulados) entre llamas coloreadas de rojo) hasta la Plaza de Cervantes. De allí por la Rua de Azabachería (donde vendian los dijes de azabache con la imagen del Santo) y la Via Sacra hasta entrar por la entrada lateral trasera de la Catedral y por una rua con arco a la inmensa planicie del Obradoiro.

Un  gaitero ameniza la continua arribada de peregrinos, las masas de turistas trotando tras un sujeto o sujeta con una pertiga con banderola o los ciclistas pertrechados que acaban allí su pedalear. Todo el parque temático de la religión católica se despliega ante los asombrados ojos  del caminante. Hay abrazos en grupo, gente mohina con una rara sonrisa en los labios, jovenes que expresan sus emociones de forma estentórea aunque algo contenida y una legión de bien alimentados pedigueños de carnet que montan guardan sedente junto a todas las puertas de entrada de la catedral. Todos piden de forma mas o menos vehemente que les auxilies con tu dinero y algunos presentan carteles con sus necesidades escritas...en varios idiomas.

Tras una somera visita al Santo y la frustracion por no poder extasiarme --como siempre habia hecho en la media docena de ocasiones anteriores en que fui a la bella ciudad-- ante el Portico de la Gloria del maestro Mateo, hoy rodeado de lonas y andamios. Hay una version virtual de pago que me negué a ver por coherencia personal. NI siquiera pude darme un coscorrón con el "Santo dos croques" o meter los brazos por los agujeros ad hoc que rodean su busto, ni pasar los dedos de mi mano por la desgastada y pulimentada huella de millones de manos anteriores aplicadas en el mismo lugar por los siglos de los siglos. Amen.

En la Oficina del Peregrino, unos metros mas abajo, la cola de caminantes comenzaba en el patio interior y subia por las escaleras hasta el piso donde media docena de funcionarios del Obispado sellaban y garantizaban con la "Compostela" que habias cumplido los requisitos de la larguísima peregrinación de casi ochocientos kms. o su modalidades mas cortas, con tal de que superes los 300 kms. Con ella en la mochila (antiguamente era un pergamino co n sello episcopal, hoy es un titulillo a dos colores preimpreso donde te ponen a mano (y, la verdad, el burocrata que me tocó la tenía vacilante y deficiente como la de un niño de preescolar y creo que aun peor) tu nomb re y apellidos --"en latín" asegura muy ufano el currinche del que sospecho no tiene ni pajolera idea de ese idioma bastante muerto pero aún vivo para un estudiante del bachiller antiguo de letras como este comentarista-- y te despiden tras hacerte rellenar un formulario con datos de tu viaje, incluida la motivación, "religiosa", "religiosa y otras", "otras". El. cachondo que fue atendido antes que yo, había escrito en letra  menuda, "y bueno, tenia unos dias y no sabia qué hacer".

 

 

 

Lavacolla-Santiago

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens