Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 enero 2014 1 20 /01 /enero /2014 10:00

Chantaje_en_Broadway_AKA_El_dulce_sabor_del_exito-343443760.jpg

De vez en cuando un clásico desengrasa y revitaliza nuestro amor por el cine. En este caso, es un drama con dos monstruos de la interpretación frente a frente: Burt Lancaster y Tony Curtis (que ya fueron "pareja" --que me perdone Tony, pero entonces aun no habia salido del armario el gran Lancaster -- unos años antes en la entretenida "Trapecio" con una Gina Lollobrígida que parecía estar tragándose continuamente un sapo) con dos papeles antagónicos que bordean la tragedia y esbozan un mundo, el del periodismo de espectaculos, las feroces columnas capaces de arruinar una carrera artística o hundir una revista o una obra teatral. Dirige Alexander MacKendrick y está basada en una novela breve "Sweet smell of succes" de Ernest Lehman, inspirada en el columnista Walter Winchell. Se estrenó en EE.UU. en junio de 1957.

Veremos un Nueva York nocturno, filmado magistralmente en el brillante blanco y negro del celuloide de la época, donde dos depredadores de diferente tamaño, un ambicioso y sin escrúpulos agente de imagen (Tony) y el columnista resabiado, cruel y amoral que borda Lancaster, que suele dar migajas de su atención a cambio de los sucios servicios que Tony le presta. El último, donde se inicia la acción es de tipo muy personal: Tony debe desbaratar un idilio de la joven hermana de Burt con un trompetista de jazz. Para conseguirlo cualquier cosa sirve, desde un escándalo, a involucrar al joven musico en la droga o echarlo en manos de un policía corrupto. La oscura y patológica relación de Burt con su hermana añaden tensión. El drama está servido.

Aprovechando el elemento amoroso de la trama, la película depara una música jazzística de primera calidad, que va contrapunteando los numerosos momentos de humillaciones, mentiras, seducciónes macabras, abusos y demás lindezas, casi todas dinamizadas por el obsequioso y ruín personaje que Curtis compone con maestría (era su primer intento de cambiar su registro de eterno galán seductor por un papel más jugoso). El nivel de violencia y tensión de la obra es elevadísimo aunque en ningún momento se visualizan los hechos atroces que se narran por elipsis (podrían aprender determinados cineastas de hoy). Peor quizá, al margen del drama de los dos jóvenes o de la hedionda relación de poder y humillacion entre los dos hombres, el mensaje más duro e implacable de la película es sobre el poder de los medios de comunicación y el uso abusivo, inicuo, ilegal y rastrero que algunos profesionales hacen de su trabajo, siempre en un toma-daca de dinero, favores, sexo, prestigio o poder. Es una de las mas duras requisitorias del cine contra los medios de comunicación (sin el humor de "Primera Plana"). Apúntense la banda sonora y el tema principal: "The Street", junto con un fondo de jazz lento y pausado que firma "The Chico Hamilton Quartet".

   
 
   
   

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens