Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 agosto 2012 2 07 /08 /agosto /2012 12:52

excursiones-6369.JPGEntre tres y cuatro horas (baño breve incluido) es lo que exige este hermoso circular que ofrece una fórmula inédita para ir a La Pesquera (la hermosa zona de baños fluvial de Beceite) dejando el coche en Beceite, recorriendo dos cordilleras diminutas y sus correspondientes valles, superando desniveles apreciables y disfrutando de vistas maravillosas sobre el macizo de Peñagalera y el rio Ulldemó. El objetivo de la excursión consiste en probar las aguas del Matarraña y las del Ulldemó, en una misma jornada andariega, cosa muy recomendable con la calorina que está cayendo.

Podemos ir a buscar el inicio del sendero al roquedal del barranco del Predicador, en la parte alta del pueblo, pasando junto al polideportivo, el depósito de agua y el campo de fútbol, donde nace la carreterita comarcal que lleva a Las Pesqueras. El sendero surge a mano derecha, una subida rápida haciendo eses por la ladera vertical, con viejos muretes protegiendo el camino. Este es el comienzo más atinado y goza de una panorámica asombrosa del valle del río y el caserío antiguo de Beceite en torno a la pequeña torre de la iglesia. Eso aparte de un paseo por el borde de las rocas rojizas hasta pasear por el centro de una carena con unas magnificas vistas de las barranqueras y el valle, y las montañas que los rodean, desde la Caixa y Pañagalera hasta La Picossa, San Miguel y la sierra de Les Escales.

Hay una opción para los más aventureros: dejar el coche bajo el viaducto reconstruido, en las afueras del pueblo, en el camino al Parrisal, junto al desemboque del barranco de los Predicadores y subir desde allí, barranco arriba. No hay camino,  pero las vertientes del barranco permiten una subida intuitiva sin riesgo, aunque no sin esfuerzo,  hasta el coll del Barranc del Comellasos -o de los Predicadors-- (esta opción permite, al regreso, acceder a la piscina natural del Matarraña en las afueras del pueblo, a pocos metros del viaducto, donde darse un baño refrescante tras el esfuerzo).

Pero sigamos con el camino ortodoxo: llegaremos al coll y a la derecha, el pico desnudo de una roca situada entre el barranco y el valle del Matarraña, tdesde donde endremos una doble vista sobre las montañas ya citadas, el coll de la Creu tras el que se esconde el pantano de Pena y el del Querol tras el que asoman las casas de Vallderrobres. Rodeamos el Barranco de los Predicadors (donde según dicen se lanzaban los cuerpos de los an males muertos, festín de buitres, por eso existían tantas rapaces en aquellas epocas y ahora estan desapareciendo).

Cuando ya nos dirigimos hacia el fantastico muro de piedra del macizo de Peñagalera, con la roca del Migdia, el Moletó, el racó de la Olla y otras cingleras verticales sobrevolada por algunas aves rapaces, un poco antes de pasar por el bosque de sabinas, encontramos, muy bien señalizado, un cruce de senderos, ambos con las señales blancas y amarillas del PR. Aqui está el nudo de nuestro circular: a la derecha vamos a la Pesquera por el camino más largo, con una larga pista de montaña al final. A la izquierda por un camino más breve pero también de un desnivel más abrupto que nos dejará a la altura del Toll Blau, uno de los más hermosos del Ulldemó. He hecho el camino en las dos direcciones y sugiero hacerlo al contrario de las agujas del reloj. Seguiremos por el de la derecha y regresaremos por el de la izquierda, ya que aunque la subida es más dura por el primero, también es más breve. Mientras que la larga bajada por la pista forestal es casi un  paseo (de subida y con calor, es bastante agotadora).

No tardamos en llegar a un mirador desde donde admiramos los farallones verticales del macizo de Peñagalera y en el fondo, lamiendo sus escarpadas rocas, la corriente esmeralda del Ulldemó con sus vueltas y revueltas, rocas de fondo de color ámbar, piscinas naturales por doquier y algun que otro toll de aguas verdes entre la vegetacion de ribera y algunos árboles que hunden sus raices en el  amplio lecho del rio.

Tras un largo recorrido por un sendero que sube y baja entre sabinas, pinos y ginebras, ginestas, romeros, arbustos espinosos con pequeños frutos rojos, encotramos una pista paralela al camino por donde iniciaremos la bajada hascia el barranco de les Escales, pasamos por desniveles separados con muros de piedra, antiguas tierras de labor, terrazas en lugares increíbles, , una cueva en lo alto, muestras de canalizacion abandonada, las ruinas del mas de les Escales. Da un poco de pena admirar esa presencia humana ya tan destruida. Quizá sea añoranza de unos tiempos quen no volverán y que daban vida al bosque y al monte.

Llegamos a la pista alquitranada de la Pesquera que discurre por casi diez kilometros a la vera del rio. Nos dirigimos --algo más de un centenar de metros aguas arriba -- al Raco de San Antoni, una gigantesca revuelta del rio, al pie de la verticalidad de los gigantescos farallones de la Olla del Racó, que se alzan sobre el río como los tubos de un inmenso órgano de piedra. Alli están las cuevas de Bertol, que fueron corrales, un lugar magnífico para descansar y bañarse. Cerca de allí, otra posible opción para volver al Matarraña por los escarpados fortines de Cabrera, junto al Parrisal. En su momento busqué el camino que sugiere Vicent Pellicer Ollés en su magnifica "El massis del port, el plaer de la aventura", pero no logré encontrarlo.

Volvemos por nuestros pasos y haremos una media hora más o menos de pista siguiendo al río, hasta llegar cerca del Toll Blau, al inicio de la subida de la carretera con el gran chalet a la derecha. Allí en un pequeño recodo de la pista, usado como diminuto aparcamiento por los visitantes, pueden verse las señales del PR enfilándose monta arriba de una forma muy pendiente, entre viejos cajones  abandonados de abejas. Tras esa pequeña escalada por roca blanca ,el sendero toma forma y comienza su subida constante hacia el Racó de les Escales donde nos reuniremos en una hora más o menos con el cruce que comentamos y desde allí a Beceite. Luego no queda más que bajar hasta donde dejamos el coche y darnos el segundo baño, esta vez en las aguas del Matarraña.

 

 

 

NO SE PIERDA

Al comienzo de la excursión, por la parte alta del pueblo, una vez pasado el polideportivo, de cara al valle del río con sus huertos y sus casas de labor, hay un vulgar muro de mampostería en el que con un poco de atención veréis una estela funeraria integrada en la obra. Se trata de una estela cuyo origen no he podido encontrar en los libros de la zona pero que tiene aire medieval, si no es más antigua aún. Debería ser destacada por su valor histórico de una forma más evidente. Un poco más de sensibilidad artistica, señores del Ayuntamiento de Beceite. Si ustedes no aprecian las maravillas que tienen, ¿quién lo hará? El dia menos pensado le darán una mano de cal para que "no desentone" con el resto de la pared.

 

UNA ALTERNATIVA

Tal como comentaba en el texto, ese escritor excursionista Vicente Pellicer, en el libro citado sobre el placer de aventurarse por los Puertos (es un autor que logra hacerte vivir sus excursiones con sus descripciones y comentarios; muy recomendado en estas páginas)  menciona  el regreso a Beceite a través de un sendero bastante pendiente y pronunciado desnivel que nace cerca del Raco de Sant Antoni (no logré encontrarlo) y sube junto al barranco de Niern, con un paso algo delicado que se supera con unas cuerdas ya instaladas. Pasaría junto al Mas de Niern hasta llegar a una pista que pasa junto al Mas de Silvestre y conecta con el GR 8 que nos llevaría hasta la pista del Parrisal, a pocos metros del tramo cementado, a cuya derecha surge la subida señalizada a los fortines del general Cabrera, el Tigre del Maeztrazgo. Trataré de encontrar este sendero en otra ocasión.

 

DOCUMENTACIÓN

 

Recomiendo naturalmente "El massi del Port" de Vicent Pellicer y también sus "A peu por el Massis del Port" y "Caminades pel masis", donde cumple el milagro de no ser reiterativo. Todos son libros complementarios. Edita  Cossetania en su colección Azimut. Llevense también el mapa de Prames sobre Puertos de Beceite, 1:40.000. Los pueden adquirir en librerias especializadas y los andarines de estas tierras en la librería de Serret en Valderrobres.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens