Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 abril 2014 2 01 /04 /abril /2014 15:25

excursiones-0314.JPG

 

La sierra de Cardó, en el Baix Ebre, que esconde en su centro el antiguo y abandonado Balneario de ese nombre, es un lugar mágico que envidiaría Poe, Baudelaire o nuestro romántico Gustavo Adolfo Bécquer como escenario de sus historias góticas sobre monjes secretos y familias tétricas sujetas a vetustas maldiciones. Se trata de un extraordinario jardín montaraz, medio salvaje, repleto de fuentes y ermitas, algunas de ellas colocadas en lugares aparentemente inaccesibles. De las escondidas fuentes, sólo unas pocas aún dejan caer hilillos de agua que convierten en oasis de verdor joven el uniforme y polvoriento verde centenario de los pinos, castaños, nogales, tejos, cipreses y robles que festonean las montañas, creando con la abundancia de matorrales y arbustos un escenario  de aspecto abandonado y silvestre, pero decididamente bello, silencioso y sugestivo.

    excursiones-1679.JPGYa la entrada en la zona por la carretera que viene de Rasquera, llena de curvas, estrecha pero bien pavimentada, proporciona un flechazo estético al divisar tras una curva muy cerrada todo el panorama del abandonado Balneario construido sobre una afilada y estrecha planicie elevada, con el telón de fondo de los bosques que cubren las laderas de cimas mas altas. El sol de la mañana dorando las piedras, los arcos y las terrazas del establecimiento, dan una impresión fantasmagórica pero suntuosa a las ruinas.

El coche se puede dejar en el aparcamiento del Balneario y retroceder por la carretera hasta el cercano km. 9, donde cogemos el sendero señalizado que nos lleva, en ascenso continuo, primero a la ermita de la Trinitat y después a la del Sant Angel. Seguimos el llamado Camino dels Frares, usado en tiempos por pastores y campesinos que llevaban sus almendras, olivas, higo o trigo, que de todo se cultivaba en estas tierras empinadas pero ubérrimas y fértiles, regadas por decenas de fuentes, muchas de aguas medicinales.

    Seguimos el Camí dels Frares hasta el Portell de Cosp (637m) desde donde tenemos una vista espléndida de todo el angosto valle de Cardó. Bajamos un poco por la parte umbría del Valle de Cosp y ascendemos por un bosque de tejos y dejamos a nuestra izquierda el refugio de la Font del Teix. Mas adelante pasaremos por la hermosa fuente y su largo tronco hueco con poca agua. No se pierdan el enorme tejo milenario que apenas podrán rodear con sus brazos dos personas. Seguimos hacia la Roca del Migdía o Mola del Coll Pelat y ascendemos sin cesar y en fuerte pendiente hasta el Portell el Bou, donde comenzamos a carenar la sierra, dejando la Punta del Castellá a nuestra izquierda y planeando sobre el Feixó del Rei y el Baixador del Cirerer.

Dejamos a nuestra derecha el camino del balneario que luego hemos de recorrer para volver. Un poco mas adelante se abre a nuestra izquierda un camino ascendente que nos llevará al Portell de Cardó (805m), desde donde tendremos una fascinante panorámica de todo el valle recorrido, las montañas de Pandols y Cavalls a nuestra derecha  (oeste) y enfrente al fondo (norte) el Montsant y los pueblos del Priorato y  a nuestra izquierda (este) las Sierras de Tivissa y el Burgá.  

Tras un rato de descanso y placer estético ante el silencioso panorama lleno de aristas, valles y montañas, volvemos hacia atrás y cogemos el camino a la izquierda que baja por el barranco de la Columna hasta el coll de Murtero donde conectamos con la pista que lleva al Balneario. No dejen de visitar, unos 500 m antes de llegar al edificio abandonado, coger un camino muy asilvestrado que surge de la derecha y lleva, muy empinado, hacia el ermita de Sant Simeo Estilita que, como el santo que le da nombre, parece estar en dificil equilibrio sobre una aguja, estilo columna, de piedra y arboles, una especie de nido de aguila donde lo que queda de la ermita y su torre semejan una dorada extensión de la misma roca donde se asientan los venerables muros. Bellísima imagen que parece surgir de la niebla de los siglos. Cuidado durante la visita a las ruinas de la ermita, hay lugares delicados amenazando derrumbe.

    excursiones-0475.JPGDespués, en unos diez minutos, entramos en la plaza del balneario pasando junto a la ermita de Santa Teresa. Catorce ermitas más hay en el entorno y al menos trece fuentes en lugares umbríos y deliciosos, aunque desgraciadamente muy abandonados y con la mayoría de las fuentes cegadas. En suma, un recorrido que merece realizarse con tiempo y sin prisas. Calculen unas seis horas más o menos, con pequeños descansos incluidos. Por la tarde se recomienda hacer una visita, mucho más corta, dos horas, al observatorio de Líster, que recomendamos en otro lugar de esta página.

 

MAS CAMINATAS: DE SANTO DOMINGO HASTA EL MIRADOR DE LÍSTER

Justo encima de Rasquera, sobre una colina que domina el caserío de tejas rojas del pueblo, se encuentra la ermita de Santo Domingo y la gran Cruz que una maestra del pueblo mandó levantar en honor a sus vecinos. La ermita, del siglo XVIII, es de una planta en forma de cruz latina y está enclavada en un lugar privilegiado rodeado de bosque y espacios de esparcimiento. Es de destacar el majestuoso cimborrio de cinco ventanas que da luz a la gran sala y una airosa espadaña con unas piedras góticas en los extremos en las que está grabado un ciprés. Desde la amplia plaza de la ermita hay que dedicar unos mimnutos a contemplar el panorama que nos rodea.

Detrás de la ermita surge el camino -señalizado con los carteles de color granate de los Espacios de la batalla del Ebro--- que lleva, en ascenso continuo hacia la sierra que rodea el valle de Rasquera y el de Cardó. Se trata de un accidentado y estrecho camino de algo más de dos horas que lleva hasta el llamado Observatorio de Líster. El teniente coronel de ese apellido --muy conocido por los amantes de la bibliografía de la guerra civil-- fue uno de los comandantes del Ejército Popular de la República que plantó cara al Ejército franquista durante los 115 días que duró la llamada Batalla del Ebro del 25-VII-1938 al 16-XI de ese mismo año. Precisamente toda la zona que engloba Rasquera, Ginestar, Tivissa y El Perelló fue considerada zona de retaguardia para el descanso y recuperación de las tropas del IV Cuerpo del EPR, mandado por Líster. Ascendemos por el sendero hasta el Coll dels Pins donde se conserva un refugio militar y un punto de observación. La ruta pasa  por la Punta Talares y el Coll del Cante. Bajaremos de regreso por el Camino de la Herradura de Terracuques hasta la pista que nos llevará de regreso a la ermita. Serán unos 280 m de desnivel.

 

NO SE PIERDA

Un paseo por el pueblo de Rasquera, típico de esta zona, con apariencia austera y unida intensamente al agua de sus fuentes y pozos. Hay una ruta de las fuentes que tienen nombres evocadores, del Teix, dels Ons, de les Dous, de Caparella, del Povet. Existen varios olivos milenarios en los campos del pueblo, almendros y viñas. Son famosas las cabras blancas de Rasquera. Las pinturas rupestres de Rasquera (en la Capparella) tienen unos seis mil años de antigüedad, fecha de los primeros poblamientos de la zona. El topónimo de Rasquera está documentado desde 1153 (donación de Ramon Berenguer IV a los templarios). Tuvo su época de mayor esplendor en el siglo XVIII y XIX. Durante las guerras carlistas jugó un destacado papel y con la guerra civil comenzó la decadencia del pueblo. Vale la pena perderse por las empinadas calles del casco antiguo que rodean la Iglesia de Sant Joan. Hay que aprovechar el paseo para comprar los conocidos "Pastissets" locales y algo de cerámica o trenzado de la palma de margalló (los populares "cabassos" y "catifes"). A la hora de comer aconsejo volver a la C-12, saliendo del cruce a la derecha, dirección a Mora d' Ebre (a la izquierda nos lleva a la zona de Tortosa, Gandesa y Horta). A unos 100 m. adjunto a la gasolinera hay un excelente restaurante de carretera, regentado y servido por una familia muy simpática.

DOCUMENTACION

Como documentación complementaria, el mapa de Piolet "Sierra de Cardó" a escala 1:10.000 que lleva también el de Rasquera en 1:25.000. El Ayuntamiento de Rasquera ha editado un mapa y plano del término municipal y del núcleo urbano (en 2006). Entre los mapas del MTN50, el número 497 está dedicado a El Perelló (1:50.000) y recoge toda la zona que hoy nos ocupa. Adquiribles en librerías especializadas y también en Librería Serret de Vallderrobres.




Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en excursiones
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens