Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
22 abril 2012 7 22 /04 /abril /2012 09:15

contraband-cartel1.jpg

Pocas películas como esta ilustran el carácter mercantil y de puro negocio que a veces toma la realización de filmes. Me refiero a la metahistoria de "Contraband", un producto un poco por encima de la mediocridad que nace como un remake de una película "Reykjavik-Rotterdam" de 2008, cuyo productor y protagonista se ha metido en la aventura de dirigirla en Estados Unidos. Ahí es nada, una historia que pasó bastante inadvertida por nuestras pantallas se convierte en una tentativa clarisima de best-seller cinematográfico. Para ello cuenta con la historia original --NADA ORIGINAL-- contrabando de drogas, antiguo delincuente en vías de regularización, familia del susodicho puesta en peligro por un tarambana secundario que pertenece a la familia, vuelta a la acción ilegal del ahora buen chico y complicaciones en las que se pone en peligro a la mujer y los niños del forzado delincuente reincidente. Todo ello bien adobado con ciertas dosis de acción  y denuncias habituales de la habitual corrupción de autoridades, más el ser  protagonizada por un actor con "tirón", Mark Wahlberg, un actor sobrio y firme que siempre ostenta un gesto de concentrada furia potencial.

 Le van a Mark los remakes de peliculas europeas. Hace años triunfó en las salas con  la copia americana de "Un trabajo en Italia" y ahora trata de hacerlo con esta historia de defensa de los valores familiares que no convence mucho, pese a la divertida actuación de Giovanni Ribisi como sociópata, quedando un poco por debajo del original islandés, donde realmente la redención del simbolo familiar tiene mucho más peso (recuerda en algún momento, pero poco, a la angustia de "El cabo del miedo").

El realizador deja pues bastante de lado el drama humano de su primera película y aqui  se lanza ni corto ni perezoso a la vorágine del thriller marginal, dotando a la cinta de un ritmo endiablado, baladí y superficial con muchos movimientos de cámara y de objetivo y una ligereza moral en los personajes que hacen poco convincente la defensa familiar que apuntábamos, aunque como suele suceder con Mark Wahlberg, aceptamos con simpatía el papael de chico malo que ahora es bueno, ese hijo descarriado del vecino que nos cae simpatico y que vuelve a la legalidad para demostrar que es buena persona. En el final, previsible y poco emocionante, parece diluirse todo ese movimiento y el espectador sale de la sala algo fatigado, aunque no descontento. Y seguramente sin recordar muy bien qué es lo que no le ha acabado de convencer...

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens