Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
19 noviembre 2011 6 19 /11 /noviembre /2011 10:06

corazon-tinta.jpg

 

Estamos ante una película fallida, aunque ambiciosa. De alguna manera no llega al listón de excelencia que cabría esperar dada la fuerza del original literario (quizá por eso lo que podría haber sido el inicio de una saga fílmica, tipo Harry Potter, se ha quedado en una sola opción). 

"Corazón de tinta" nos narra las avenuras de Mortimer Folchart (Brendan Fraser) y su hija Maggie (Eliza Hope Bennet), ambos "lletraferits" dotados de un don maravilloso: son capaces de lograr con la lectura en voz alta de los libros que los personajes encarnen y entren en nuestra realidad. Son "picos de oro" que atraen con el sortilegio de la voz a los personajes literarios pero que, como compensación peligrosa de esa entrada, provocan que una persona real entre en su lugar en el libro. De esa manera  "Mo" pierde a su esposa y ha de buscar la manera de rescatarla. Para ello necesita un libro "Corazón de tinta", cuyo villano, Capricornio (el hoy célebre actor real de los virtuales capitan Haddock de Tintín y el Gollum de "El señor de los anillos", Andy Serkis) tiene secuestrada a la mujer sin que sepa que es la esposa del "Pico de oro".

Lo cierto es que "Corazón de tinta" no logra emular a Harry Potter, se queda en el intento, casi como los fracasos relativos de "Las crónicas de Narnia", "La brújula dorada" o "Eragon". No es fácil encontrar el tono justo para llevar al cine las sagas juveniles. O pecan de ñoñas o de oscuras o de tambaleantes. Este es el caso de la historia creada por Cornelia Funke que a pesar de su encanto indudable (que tiene seducidos a cientos de miles de lectores en los países anglófonos) no acaba de encontrar su traslación fílmica. Y es una pena porque se nos regalan interpretaciones tan deliciosas como la de Helen Mirrer como la gruñona tía de Brendan (por cierto, creo que éste último no muy ajustado a su papel, aunque en las escenas de acción logra autoparodiarse bastante bien, recordando el humor de su papel en "La Momia"). La chica, Eliza, está deliciosa aunque el personaje del juglar del fuego, Paul Bettany, es el mejor, aunque parece que se contiene un poco en darle mas profundidad a su actuación, tal vez contagiado por la rutinaria actuación del resto.

Y es que la generosa fuerza en imágenes que proporcionan al cine de hoy  los efectos especiales hacen olvidar a los directores que además de eso es preciso dar con lo más esencial y evidente: el arte de contar la historia, el arte de atraer el interés del espectador hasta un límite casi hipnótico. En caso contrario la película queda vacía o pretenciosamente hueca.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens