Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
4 julio 2011 1 04 /07 /julio /2011 10:16

 

cuarteto.jpg

José Luis Sampedro, al que le faltan seis años para ser centenario, es un escritor admirable, una gran persona y un intelectual comprometido. Vaya esto por delante. "La sonrisa etrusca", "Octubre, octubre" o "Congreso en Estocolmo" colmaron en su día momentos literarios de una calidad bastante alta. Ahora, de la mano de Plaza Janés y con la colaboración de Olga Lucas, otra persona involucrada en el progreso y desarrollo de la cultura y del amor a la literatura y los libros, han escrito "Cuarteto para un solista".

Los avatares intelectuales de un anciano recluido en un sanatorio donde mantiene una relación  imaginaria, poética y simbólica con arquetipos como el Aire, el Agua, la Tierra y el Fuego, entre charlas con el médico que le atiende y la descripción de las reuniones de esos elementos arquetípicos y de sus preocupaciones por el planeta y su futuro, resultan conformar un producto, una obra, en la que el crítico debe poner en suspenso su admiración por la trayectoria del autor y su merecida respetabilidad y solvencia y tratar de ofrecer una visión, que no juicio, que informe al lector de estas lineas sobre la calidad y naturaleza del libro que comento.

Pues bien, digamos que José Luis Sampedro y Olga Lucas han escrito un híbrido literario donde se aúna el ensayo, la poesía, la ecología, la economía y un esfuerzo literario de conjunción que no acaba de funcionar. Claro está que aquí debemos poner en la balanza los elementos criticos sobre la obra en sí y evitar añadir demasiada pimienta de lo que cabría esperar de Sampedro dada su trayectoria y el producto que en definitiva analizamos.

"Cuarteto para un solista" es una novela de ideas, como dice la discutible contraportada o un "ensayo novelado". Con lo que en ningún momento llega  a ser una verdadera novela y como ensayo se queda corto y tópico. Ni el anciano protagonista (un trasunto del autor), ni el doctor, ni, por supuesto, los grandes arquetipos evocados tienen más enjundia literaria que fuerza o energía como personajes, la trama es confusa e irrelevante y las argumentaciones no pasan de la critica y los razonamientos habituales en la literatura ecológica al uso.

Datos, curiosidades y un repaso a la mitología griega, pero sin la espontánea ingenuidad de Hesíodo o la profundidad poética e intelectual platónica, van abonando una acción que, lamentablemente, no aporta nada original a un tema ya de por sí necesario y preocupante, el estado de la naturaleza, el futuro de un mundo esquilmado por la ceguera y la insaciable avidez humana. Esta obra resulta una alegoría para jóvenes o para personas que comienzan a  preocuparse por el estado del mundo natural y el sombrío futuro que estamos construyendo. Pero lectores del Sampedro clásico y buscadores de delicattessen literarias, abstenerse. Es un libro-apertitivo, ni siquiera un primer plato en un menú literario de los que alimentan esa insaciable hambre que muchos padecemos por la creación literaria de fuste.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens