Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 octubre 2012 2 30 /10 /octubre /2012 08:21

Aunque ya hemos caminado por estas tierras ensangrentadas en el pasado, donde el famoso Tigre del Maeztrazgo y sus partidarios compitieron en hacer tropelías y verter sangre con los liberales del Gobierno de Madrid, también se gestaron unas hazañas bélicas que aún esperan el novelista y el cineasta que les de carta de naturaleza. En esta ocasión vamos a evitar el famoso Pico Camiseta y nos vamos a desviar a la izquierda de Els Ports en una excursión de entre 5 y 6 horas que atraviesa una  zona encantadora de paisaje a menudo dramático con bastantes desniveles, entre bosques, encajonadas terrazas de cultivos abandonados, viejas masías en ruinas y muchos corrales y extensiones de pastos donde campan vacas y toros a sus anchas.

Para mayor comodidad sugiero que se deje un coche en la bella villa de Herbés, de la que hemos hablado en otros reportajes, llamada también Herbés Jussans para diferenciarla de Herbeset (mucho más arriba a 1147m) que se denominó Herbés Solerans. Con el otro vehículo subimos a Herbeset a través de una carretera de  montaña  (CV-110)  que es la misma por la que llegamos a Herbés desde Peñarroya de Tastavins y que se sigue a poco de pasar el pueblo.

Una vez en Herbeset comenzamos la excursión desde el extremo norte del pueblo, junto al caserío, bajo el cementerio, en una calleja que acaba en plena explotación ganadera. Tras cruzar una valla de ganado, bajamos por el barranco de Herbeset hacia el Mas de Giner por un sendero señalizado con marcas amarillas (el PR CV-373).

Empieza circulando por bancales de piedra seca (azagadores) rodeados de pinos y cultivos. No tardamos en bajar al fondo del barranco y ya dejamos los bancales para seguir un sendero de corriela entre un bosque  de carrascas y pinos.

Los desniveles comienzan a ser pronunciados muy pronto pero con la fresca el camino se hace relajadamente.  Las señales --algun que otro poste con la indicacion en forma de flecha de madera con el nombre del destino y el tiempo aproximado, en color amarillo--  indican que seguimos la dirección del refugio de Pereroles, magnificas instalaciones enclavadas en el comienzo de la serranía del mismo nombre (accesible desde la carretera N-232).

Comenzamos la subida del barranco del Grevolar tras pasar por los restos del Mas de Giner. El sendero nos llevará por el barranco hasta el Mas de Darsa.

Este es uno de los tramos más bellos del sendero. Hay un silencio espléndido y el camino pese al desnivel se hace agradablemente con el paseo perfumado por el espliego y el romero. Se intensifica la subida en el mismo Mas de Darsa, que  debemos cruzar por una rústica cancela de ganado, bajo la sombra intensa de higueras y moreras, castaños y encinas.  Seguimos la subida por un seco y polvoriento sendero con un murete de piedra seca. Estamos muy cerca del cruce con la carretera C-110, que deberemos cruzar para seguir al otro lado hacia el Pinaret del Floro.

En ese lugar de bastante altura, el paisaje ha ganado en extensión y luz. Desde allí comienza la primera bajada hacia Herbés, aunque una vez bajemos al valle habrá que hacer una nueva subida --y esta por fatigosa pista-- para alcanzar el último altozano antes del objetivo. Pero sigamos con njestro camino. Tras pasar la carretera y cruzar los grandes prados de pastoreo hay que estar atento. El sendero se bifurca. Un ramal va hacia la izquierda y es el que lleva a Pereroles. Nosotros debemos seguir hacia la derecha por el CV-374 que es el que nos dejará en Herbés, aún a 8 km de distancia.

El paisaje ha cambiado, grandes prados, pocos arboles, cancelas y corrales empedrados. Y también muchas reses. Vacas y toros que alzan la cabeza, atentos al paso de los intruosos. Vamos abriendo y cerrando cancelas, con un poco de cuidado por la presencia no siempre solo pintoresca de los astados.

Cruzamos otro bosque y llegamos a la gran explanada de una especie de urbanizació rural, casas remozadas, en uso, con varias instalaciones, formando un caserío cercado con vallas de alambre.

Nos internamos en otro bosque y bajamos por un sendero bien balizado con una cerca de espino a la derecha que impide la entrada al bosque. Un cartel nos avisa que es propiedad del Mas de Adell. Desde allí se abre una magnífica vista sobre las estribaciones de los Ports en cuya falda se encuentra nuestro destino, Herbés. Pero aún queda bastante recorrido.  Bajamos entre un bosque de coníferas.LLegaremos a los amplios corrales del gran Mas de Arnau, en semiruinas, y seguimos bajando entre arboles hasta buscar la pista forestal de Les Marrades. En ese punto comienza una fuerte y agotadora subida por la polvorienta pista que nos deja en una balsa de agua para uso de helicopteros contra incendios. Allí se nos abre todo el valle de Herbés a nuestros pies, aunque aún no se divisa el pueblo.

Alli la pista termina y comienza un sendero de fuerte bajada que muy pronto nos va regalando vistas del rojo caserío de Herbés, aunque deberemos bajar por una tartera de blanca roca descompuesta y por fin, entre sembrados y roquedales formando paredes, bajamos el barranco de la Escalona y volvemos a subir un sendero pedregoso hasta entrar en el pueblo con el Palacio del Baró de Herbés enfrente, donde nos espera el otro vehículo.

 

SUBIDA AL REGATXOL (1259).

Una  vez en Herbeset hay quien prefiere, antes de comenzar la bajada hacia Pereroles, hacer una subidita, bastante fácil a pesar del último tramo de gran desnivel, al Pico de Regatxol. Simplemente se sigue la carretera que lleva a Castell de Cabras hasta el Mas de Serraplana. Allí hay un sendero con fitas que llevan a la cima del Pic, desde donde se disfruta de una vista incomparable de toda la zona desde Morella a Castell de Cabras y Herbeset

 

NO SE PIERDA

Un paseo por Herbés, por sus empinadas calles y al castillo-palacio más bien-- del primer noble que apoyó la causa del general Cabrera y pagó con su vida por ello. Hay un bar en el pueblo donde uno puede degustar el licor de hierbas que toma el nombre de la villa.En  1691 obtuvo autonomía municipal como una villa independiente de Morella, gracias a Carlos II y se fusionó de nuevo con ella en el año 1926. En los 70 recobró su independencia como municipio. Ya no queda mucho de los edificios originales del pueblo, pero por su enclave natural, aún se respira el ambiente romántico que en el siglo XIX le insufló la presencia de los carlistas y el mitico general, y la sombra trágica de muchas muertes, venganzas y destrozos..

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en excursiones
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens