Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 enero 2012 7 08 /01 /enero /2012 07:17

Aprecio la obra y la persona del escritor turco Orhan Pamuk, con ese look de Harrison Ford de tercera edad que se ha echado encima desde que se separó de su esposa de toda la vida y se involucró en una relación con una dama joven y de muy buen ver (segun creo recordar de una foto de la prensa de hace algunos meses, tengo mala memoria para detalles de chismorreo) cosa que ocurrió no mucho después de arrasar con el premio Nobel de Literatura de 2006 en las librerias de todo el mundo.  Es un  autor que siempre me ha infundido mucho respeto. He disfrutado con sus novelas y recuerdo con placer su visión del Estambul de su  infancia y juventud que coincidió con mis primeros paseos por esa ciudad en uno de los destinos inaugurales de mi profesión de periodista de politica internacional. Otra coincidencia curiosa: El titulo de su novela "Me llamo Rojo" coincide  exactamente con el del primer relato que publiqué en mi vida, allá por los años sesenta. Recuerdo que el director de la revista que lo publicaba, Pérez de Olaguer, me pidió que cambiara el nombre de Rojo del protagonista. "Me trae malos recuerdos", me dijo. Me negué y le expliqué las razones por las que prefería mantener ese nombre. El director aceptó mis razones y solo unos años mas tarde me enteré que unos facciosos republicanos ("rojos") habían asesinado a padre y a su madre en una de las muchas barbaries cometidas por ambos bandos durante la guerra civil.

Pero volviendo a Pamuk, leo "El novelista ingenuo y sentimental" (editado por Mondadori). En el libro Pamuk aplica la distinción que hiciera Schiller  "Sobre la poesía ingenua y la poesía sentimental", para hablarnos  de escritores que se enfrentan a la creación de sus obras con un talante ingenuo es decir, naturales, espontáneos, viscerales, comparándolos a los "sentimentales", que son reflexivos, emotivos, más artificiosos y especulativos.

Así acompañamos al "sentimental" Pamuk en un recorrido que nos acerca a los libros que forjaron su adolescencia y juventud, Tolstoi, Stendhal, Dostoievski, Mann, Proust o Flaubert. Y para ello Pamuk especula con el efecto que el texto imaginativo provoca en nuestra mente, el afán del recuerdo, la memoria y el tiempo.

Seguiremos con mayor detalle...

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens