Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
26 abril 2012 4 26 /04 /abril /2012 07:20

flauta.jpg

 

Divertido montaje de Els Comediants de Joan Font para el Liceo de la ópera magna de Mozart. "La flauta mágica", ese cuento iniciático de superación de peligros y dificultades por el amor en los que las claves "secretas" masónicas son tan evidentes como el romanticismo algo ingenuo que las anima. Como suele suceder en la mayoría de las óperas la música y la voz de los cantantes tiene un superior interés al de los argumentos, casi siempre obsoletos y escasamente complejos y profundos. Y este caso no es muy distinto a despecho del interés añadido de la ingenua masonería mozartiana.

El coliseo de la Rambla presentaba un lleno absoluto, aunque el público era más variopinto que el que suele ser habitual y seguramente por ello más complaciente (dos o tres fallos menores en las voces y en la ejecución orquestal no dieron muestras de haber sido percibidos). Aparte de esas asumibles anécdotas, la representación, muy enriquecida por el colorista montaje con sus surrealistas atrezzos y las vestimentas oníricas (muy a tono seguramente con el aspecto de juego que Mozart imprimió a su obra) se desarrollo de una forma placentera con algunos momentos logrados por cantantes y musica. Me parecieron innecesarias ciertas complicidades de Papageno (Joan Martin Royo) hacia el público en busca de la risa fácil que rompían el clima mágico de la obra y eché de menos un punta más de dominio de la difícil aria de la Reina de la Noche (Erika Miklosa) que en un par de momentos quedó escasa de voz (disculpable quizá por la genial complejidad y exigencia que Mozart creó para la célebre pieza).

Georg Zeppenfeld compuso un Sarastro imponente y rotundo, Pamina (Susanna Philips) bordó sus intervenciones, Tamino (Pavol Breslik) se mantuvo en una fría normalidad y Papageno y Papagena(Ruth Rosique) sobreactuaron con algunos detalles gestuales irreverentes de cara  a la galería que cosecharon risas y un poco de estupor en quien esto escribe (aunque me parece percibir la mano traviesa de Joan Font, el disculpable y divertido aire infantil y algo obsceno de los Comediants). Algunos momentos, como el de los animales --magnífica el avestruz-- llenaron de excitante colorido al escenario venerable del Liceo. Dos horas y media de la lírica y excitante musica del genio de Salzburgo.

Pablo González dirigió la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC).

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens