Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 14:01

Estamos igualados con  Portugal y sólo un peldaño bajo Malta, pequeño país que ostenta el índice más alto de abandono escolar prematuro (un 36,8% sobre el 31,2% español). La media de la UE es de 14,4 %.

La sonrojante estadística refleja una de las causas a su vez de la altísima cifra de jóvenes parados o con subempleos de supervivencia. ¿Tan difícil es ver la dura realidad que estamos propiciando por múltiples razones (entre ellas el descuido social y una educación equivocada) y que perfilará el escenario socioeconómico de nuestro país en los próximos años? ¿Cuál es el proceso encadenado de causas y consecuencias al que estamos abocados?  Los ciudadanos con baja formación tienen un riesgo de pobreza altísimo (cuatro veces mayor a los titulados en FP o universitarios) y generan un enorme gasto  para el Estado que acabará alterando la política de subsidios por desempleo, simplemente por agotamiento económico. Al tiempo, la tónica de nuestra época es la exigencia cada vez mayor de una cualificación media o alta para cubrir los empleos (un 85% de todas las demandas según la Comisión europea).bibliotecas.jpg

No es preciso ser el agorero de tertulias de tele5 o el chistoso de turno en Intereconomía, para comprender que si no variamos estas tendencias --que la sociedad comienza a considerar un signo de los tiempos, cuando no es más que el resultado de la vaciedad de valores éticos de nuestra educación de niños y jóvenes-- el futuro de España como nación fuerte y socialmente equilibrada está en el alero de lo imposible. Y seguirá siendo así mientras se contabilice el dinero que se dedica a educación como un gasto en vez de hacerlo como una inversión de las más rentables que se puede permitir una nación.

Un estudio europeo de prospectiva social ha cuantificado durante 40 años de la vida de un individuo, en un millón de euros el gasto o también la falta de ganancia y el recurso a la ayuda pública, que le va a suponer el abandono temprano de los  estudios. Eso sin cuantificar las consecuencias negativas personales, psicológicas o sociales, que en uno u otro momento la falta de estudios y de cultura va a suponer en la vida del individuo. Realmente ¿saben los jóvenes lo que se están jugando cuando abandonan los libros?

¿Cuál es la situación aqui y ahora? La respuesta está en el tirón de orejas que la UE ha dado a España a causa de los recortes del gasto educativo. En este año el Estado y las Comunidades autónomas reducirán 1800 millones de euros las partidas destinadas a educación. Con esta reducción se frenan las medidas y recomendaciones que la UE ha hecho a España para paliar el problema.

Si extrapolamos esta reflexión a nuestra tierra, quizá sea el momento de dar un toque de atención a nuestros políticos. Se acaban de aprobar los presupuestos comarcales (4,7 millones de euros) que aunque un 16 % menor de los fondos disponibles en 2010, con la inyección de ayudas para el Plan de Desarrollo Sostenible, se debería seguir apoyando --e incluso crear-- las actividades culturales e iniciativas de mentalización social educativas que, al nivel comarcal, palíen de alguna forma ese déficit educacional que amenaza a nuestros jóvenes. Y eso desde la promoción de la lectura y la familiarización con los libros, la cultura del teatro, el cine, la música, la formación en técnicas informáticas, hasta la promoción de los valores y principios éticos de la sociedad y el individuo. Charlas, conferencias, programas de radio y televisión con ambición cultural específica, encuentros, talleres de lectura, sociedades de defensa del paisaje, la naturaleza y el medio ambiente, promoción de técnicas de relajación y disciplinas meditativas...hay tanto por hacer, tanto que enseñar, tanto que compartir...

Decía el filósofo francés Alain Finkielkraut que "no hay ninguna garantía de que leer nos haga mejores", pero suele haber muchas más pruebas de que no leer y no estudiar nos hace más pobres...de sentimientos, de oportunidades, de comprensión, de proyectos, de ambiciones, de realismo y de ilusión. Cultivarnos (en cultura) mejora sustancialmente nuestro currículo laboral y nuestra vida. Mire a su alrededor y reflexione.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Xavier Monsalve 02/17/2011 13:38


Estoy totalmente de acuerdo contigo. A mí no me importa el dinero que me cuesta la educación de mis hijos. Lo considero una inversión de futuro para ellos. Lo mismo puedo decir de la sanidad.


Domingo 02/17/2011 13:19


No se puede decir más con menos: "Y seguirá siendo así mientras se contabilice el dinero que se dedica a educación como un gasto en vez de hacerlo como una inversión de las más rentables que se
puede permitir una nación." Muy cierto. Y el artículo, como siempre, muy acertado


Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens