Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 mayo 2013 2 07 /05 /mayo /2013 06:28

side-effects-cartel1.jpg

Una película de Steven Soderbergh siempre es, de entrada, un acicate para pagar la entrada y sentarse en la bustaca ante la pantalla. El autor de "Sexo, mentiras y cintas de video" , de la magnífica "Solaris" o de aquella cinta que aunaba denuncia con espectáculo, "Contagio", ha prometido dejar el cine con esta película. Uno desearía que no fuese así. Soderbergh es un director inteligente y con oficio, sobreado de olfato para el espectáculo, buenas dirección de actores y sensibilidad hacia la fuerza de los guiones y la eficacia de una imagen siempre acertada y sugestiva. Aunque a veces, como en esta ocasión, apunte con cañones de acorazado hacia la denuncia valiente y acabe lanzando el proyectil con un tirachinas.

"Efectos secundarios", aparece como un filme denuncia hacia el difícil y complejo mundo de las terapias psiquiátricas, el uso y abuso de las sustancias psicoactivas y los excesos de las compañías farmacéuticas en la lucha por colocar sus productos-"milagro" en el mercado carísimo de los psicofármacos. Pero casi inmediatamente (ya nos lo anuncia al principio, obsequiándonos una secuencia-adelanto que volveremos a ver y a explicarnos a mitad de la proyección) gira hacia un thriller un poco salido de cauce, que se extralimita en los actos morbosos violentos y exagerados de algunos personajes, incluida una relación lésbica sorprendente entre Catherine Zeta-Jones y Rooney Mara. No se explica demasiado bien el origen o el motivo del exceso pasional que viven las dos mujeres y que lleva hasta el asesinato del marido de Mara (Channing Tatum, en un patético y breve papel).

El puso de un nuevo fármaco en experimentación que Jude Law --en la piel de un perplejo psiquiatra (uno de las menos convincentes interpretaciones que he visto en este tan buen actor: lo prefiero como Watson)-- receta a Rooney, es el elemento desencadenante de la trama que Soderbergh utiliza y que queda sin desarrollar convertido en un McGuffin (pretexto a lo Hitchcock) transformando una película que despertaba un tema candente y espinoso en un telefilme de Perry Mason. Y es que tratar el tema de las prácticas médicas poco ortodoxas en el contexto de las presiones y tejemanejes de las grandes farmacéuticas en el mundo de las dolencias psíquicas, tenía todos los números para interesar a un amplio sector de público.

Quizá esta calidad tirando a fallida de la película haga reflexionar a Soderbergh para pensarse lo de la retirada que, por cierto, no es la primera vez en ser anunciada...

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens