Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 junio 2011 4 09 /06 /junio /2011 14:47

Asombrosa película australiana de una desarmante ambiguedad genérica. Parece una película ecológica, pero es también una cinta de amor y de soledad, roza suavemente el género de terror y se queda en una película de sentimientos, de afectos y emociones, en una cinta que defiende la familia y sus vínculos y nos habla de respeto, de celos, de nostalgias, de inocencia y de aquellas cosas inexplicables que la vida puede proporcionar de vez en cuando y que dan un sentido a la existencia.

El argumento es simple: una familia, padres jóvenes, cuatro niños desde un joven de 15 años, otro de doce, una niña de ocho, Simone--la auténtica protagonista--y otro chico de dos. La desgracia se abate sobre la familia bastante feliz, el padre muere de un infarto.

La descripción de la soledad, el desamparo, la angustia y el sufrimiento de la mujer, una magnífica Charlotte Gainsbourg (si, la hija de Jane Birkin y Serge Gainsbourg) que borda su papel, el abandono depresivo en el que se hunde mientras los cuatros niños se defienden como pueden y sobreviven con cierto orden y comprensión del dolor de su madre, ocupa un buen tercio de película, en la que la sensibilidad muy femenina de la directora del filme, Julie Bertucelli, nos muestra de una forma serena y sin estridencias el dramático duelo que libra la mujer.

Poco a poco nos va presentando la relación que se establece entre la el-arbol.jpgpequeña huérfana Simone (muy apegada al padre fallecido) y el enorme árbol que extiende sus ramas sobre la casa y la rodea con sus raíces. La niña asegura que su padre le habla a través del árbol, al que Simone adora y  entre cuyas ramas se esconde cada día. Poco a poco el protagonismo del árbol crece en la psique de la niña y en la imagen y el desarrollo de la película. Con gran maestría la directora evita las connotaciones mágicas o telúricas que el tema ofrece y gracias a Dios no hay voces ni sonidos raros, sólo el viento entre las ramas, los pájaros, la hermosa naturaleza que les rodea.

La fuerza vital de Simone, que habla a su madre del árbol y de las voces que cree escuchar, es entendida como lo que seguramente es, la forma del duelo que la niña vive, como la depresión y el abandono es el de la madre y poco a poco todo se apacigua. Pero el comienzo del cambio en la madre, la normalidad de la existencia de una mujer joven, vuelve a añadir un elemento revulsivo a la trama: nace otro amor. Es entonces cuando la Bertucelli se permite un detalle que roza el género del misterio o del terror, una rama del arbol destruye practicamente, al derrumbarse, la habitación de matrimonio justo la noche en que la mujer ha consentido en iniciar un romance con su joven jefe. Sólo la niña habla de intencionalidad y la madre duda.

A partir de ahí las cosas se complican...pero eso ya pertenece al debido secreto de respeto que todo critico ha de mantener. Solo asegurarles que la directora no se permite más deslices del tipo apuntado y que todo se desarrolla "dentro de este mundo" entre personas normales, buenas y llenas de vida.

Hay calor en esas vidas, en la historia, en la forma de contarla. Imagenes de una belleza impactante y detalles en secuencias que indican una maestría fílmica en la directora: apúntense ese ramo de flores moribundo por falta de riego en el contexto en que verán la imagen. Es un resumen exacto de lo que estarán viendo en ese momento.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens