Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 noviembre 2011 3 09 /11 /noviembre /2011 10:43

DSC01797.JPGEste es un paseo pirenaico hermoso, sugestivo y encantador. Lo único malo es que es demasiado popular y que se ha convertido casi en un parque temático para findesemanistas, aficionados ligth, familias enteras con neveritas y comidas preparadas, aficionados al bocadillo-tour saludable y montañeros de paso. El larguísimo paseo, muy poco accidentado, fácil de cubrir con un poco de preparación física, sin que te exija retos importantes, va creando de forma natural bellos apeaderos para caminantes poco avezados y va ganando en soledad conforme se aleja más de la Ripereta, lugar habitual de descanso, a medio camino del final.

Pertenece al Parque nacional de Ordesa, creado en 1918 por el Gobierno del rey Alfonso XIII. En él se encuentan las primeras vias ferratas de nuestro país, las de Soaso, Cotatuero y Cariata, creadas por los cazadores, usadas por los contrabandistas y mantenidas por el entusiasmo de los excusionistas en la actualidad.

El Cañón de Añisclo es una excursión larga si se hace hasta su objetivo natural, que es su origen: la cascada de la Fon Blanca, una surgencia espectacular que nace de una pared de más de cien metros en la falda del collado de Añisclo y bajo la sombra imponente del Monte Perdido. Por tanto se trata de ascender por el margen del rio Bellos, por el más bravio y agreste de los cuatro valles que confluyen en el macizo del Monte Perdido.

Dejamos el coche en el aparcamiento de la Ereta de Biés y salimos de la ermita de San Urbez (a la derecha del camino, excavada en un farallón rojizo). En cinco miuntos estamos en el puente Sangón, donde comienza el cañón propiamente dicho, tras pasar primero por una amplia pista. Tras cruzar el rio, comenzamos la subida por un sendero bien marcado que discurre  entre tilos, hayas, abedules, avellanos y encinas, entre dos paredes de roquedos grises y verticales, sembrados de vegetación y humedales. Dejamos a la izquierda el sendero que lleva al poblado abandonado de Sercué (otra excusión aconsejable, mucho más corta). Hay que superar un fuerte escarpe rocoso y lo hacemos haciendo lazadas empinadas entre hayas y tejos, con el rio cada vez más hundido e inaccesible.

Es un sendero que sube en progresión constante, mas de 800 metros de desnivel hasta la Fon Blanca, destino de los menos entre los excursionistas que acuden cada temporada al Cañón. Este, por cierto estuvo a punto de desaparecer en los años 70, convertido en presa hidroeléctrica. Hubo una fuerte protesta multitudinaria y la cosa se paralizó hasta que en 1982 se constituyó Territorio natural protegido dentro del parque natural.

Al inicio pasamos entre los farallones de las Sestrales y el Mondoto, con sus pequeñas ermitas colgadas de los precipicios y se va caminando junto a  miradores y lugares singulares acompañados por el continuo canto del río. El primer descanso es en la Ripereta, confluencia del rio Bellos con el barranco de la Pardina, practicamente a mitad del recorrido, donde el cañón se ensancha y el rio forma pozas y cascadas en un entorno bellísimo de paz y silencio. Aqui es fácil ver los vuelos sosegados de buitres leonados y quebrantahuesos, pues en las fajas de la Pardina tienen sus nidos.

Hay una nueva subida y el paso mágico por un hayedo, para acercarnos de nuevo a la orila del rio y cruzarlo por un puente de madera en la confluencia con el barranco de la Capradiza. Aquí comienza una subida exigente por la pared pedregosa, hacia la senda del GR 11, el pirenaico, que lleva a Goritz y que nos acercará, a través del esanchamiento del valle de Añisclo, formando valles alpinos con bosquedales de pino negro, hasta el pie de la Fon Blanca, unos llanos formados por la confluencia del barranco del mismo nombre. La belleza de las aguas sugiendo de la pared rocosa a casi un centenar de metros de altura es considerable. Es un lugar donde se debe descansar un rato y disfrutar de las vistas y el panorama del cercano collado de Añisclo y las paredes del macizo. Por lo demás, hay que contar unas diez horas entre ir y venir, sin sumar tiempos de parada, lo cual requiere una cierta preparación física y un cuidadoso planing para contar con las horas de luz y la meteorología. Preferiblemente hacer esta excursión en primavera, verano u otoño. En épocas de deshielo es de una belleza que te deja boquiabierto.

 

 

NO SE PIERDA

Una estancia tranquila en la villa de Ainsa, lugar aconsejable para preparar la excursión, con hoteles y restaurante con buena relación calidad-precio en general. Hay albergues en Escuain y Nerín y camping en Ainsa. La villa es un conjunto arquitectónico magnífico, delarado de valor historico-artistico. La Plaza Mayor es una de las mayores y mejor conservadas de nuestro país. Todo el pueblo, sobre un promontorio que domina los rios Ara y Cinca, es el paso obligado para ir a Broto y Bielsa. Fue un centro de disputa bélica entre moros y cristianos y resulta embriagador transitar por el caso antiguo y ver el majestuoso telón de fondo de Las Tres Sorores acompañándonos en el paseo.

 

CARTOGRAFIA

 

La Editorial Piolet tiene ua carta-guía en escala 1:25.000 y Alpina otra de 1:40.000. Prames ha editado otra de 1:25.000 con cuadricula de navegación para GPS y recomiendo encarecidamente la Guía de Alpina escrita por Marta Montmany sobre el "Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido". Todos ellos hallables en librerias especializadas y para los de aquí, en Valderrobres, chez Octavi Serret.

 

LUGAR MÁGICO

Vale la pena dedicar algunos minutos a la ermita de San Urbez, al inicio del recorrido del Cañón, junto al puente del mismo nomre. San Urbez fue un eremita, un santo milagrero del siglo VIII, con justificada fama en Aragón, una figura casi mitica que unía el cristianismo con las creencias naturales y el amor a las fuerzas de la Naturaleza. Se dice que lograba conjurar las lluvias y las tormentas. El primer puente de Añisclo se debe al cayado del santo que definió el lugar donde había de tenderse. El santo llegó a la zona proviniente de Francia de donde huía perseguido por motivos religiosos.En la gruta donde se refugió -la actual ermita--  habia cuatro cavidades de escasa altura, unidas por un paso amurallado exterior, con una escalera de acceso.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens