Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
12 enero 2012 4 12 /01 /enero /2012 08:53

el-cambiazo-cartel-1.jpg

 

Tal como les prometí ayer, vamos con la otra película de los guionistas de "Resacon en Las vegas" como dicen en los carteles (parece que están muy orgullosos de una película que no rebasa el sentido de la comicidad y el humor de un grupo de adolescente pasados de rosca y de litrona) lo cual para mi es un alegato en favor de no verla. Pero, bueno, hay que dar una oportunidad. Y en esta ocasión, como en la anterior, no es oro todo lo que reluce ni tampoco es un asco que merezca salir de la sala a los veunte minutos de proyección.

La pareja protagonista, Dave (Jason Mateman) y Mitch (Ryan Reynolds) podrían con todo merecimiento formar parte de los atracadores de la pelicula de ayer. La misma simplicidad tontorrona y comicidad a flor de piel. Dos amigos de la infancia, uno de ellos casadfo y con tres hijos pequeños y el segundo un vivales que aun no ha encontrado el momento de tomarse algo de la vida en serio, trabajo, relaciones, a sí mismo . Tras una noche de borrachera ambos declaran ante una estatua de una diosa que está siendo profanada por sus meadas su envidia por la vida del otro y el deseo de cada uno de ellos de ser el otro. Pues bien, cuando despiertan los deseos se ha cumplido de una forma mágica e inexplicable. Ni falta que hace...ya tenemos el núcleo argumental de la película y a partir de ahí nada que no sea previsible pero que en algunos casos es bastante divertido, sin fineza pero con cotundencia y sal gorda. Vamos, bromas visuales destinadas a adolescentes semiconflictivos.

No hay reflexión profunda, los cuerpos cambiados solo dan para secuencias de una comicidad lumpen y hasta de dudoso buen gusto. David Dobkin, el director, no se ha esforzado mucho en poner a tgrabajar de verdad a los dos peligrosos guionistas. Escatología a gogó y personajes que parecen tener una edad mental que no supera los quince años, eso sí con compañeras que parecen ver todo eso que ocurre con paciencia y sentido del humor.

Los dos superan la prueba como pueden y aprenden que deben estar contentos con lo que tienen y con la amistad que les une. Moraleja llevadera y nada original que certifica un largo metraje, muy largo, con pocos elementos de atracción, excepto el my honorable de pasar un rato divertido que no te conmueva ni una sola neurona.

Ni siquiera esta a la altura de otras cintas en las que el cambio de cuerpos provocaba consecuencias de mayor calado. Así, "Ponte en mi lugar" (2003) con una soberbia Jamie Lee Curtis cambiando cuerpos con su hija adolescente, o "Este cuerpo no es mio" (2002) intercambio entre un hombre Rob Schenider y una mujer Rachel Mc Adams (la Irene Adler de Sherlock Homes) y algun clásico cuyo titulo ahora no logro recordar.

En fin, 52 millones de presupuesto que dudo mucho que logre amortizar con la rapidez de su paso por los cines y el escaso entusiasmo provocado.

.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens