Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 junio 2013 6 22 /06 /junio /2013 07:14

  el-gps-secreto-de-nuestra-mente-.jpg

 

 

 

 

 

 

Ramón Andreu Anglada es un joven psiquiatra de 76 años con una larga vida profesional (es médico desde el año 67 y psiquiatra desde el 71) y, en lo que nos concierne en este momento, un autor imaginativo, sencillo, con ganas de hacerse entender y simplificar los conceptos y la jerga profesional psiquiatrica y psicoanalítica. Así pues, esta obra que hoy recomiendo está dirigida y destinada al gran público y para ello se despoja voluntariamente de tecnicismos y complejidades conceptuales para entrar de lleno en el cada día de cualquiera de nosotros, con nuestro bagaje de ansiedad, temores, carencias y desorientación. No tenemos enfrente (tras las páginas) a un maestro ensorberbecido por su ciencia y su prestigio, sino a un amable y comprensivo doctor de toda la vida, ese que antes se llamaba "de familia" que, con un estilo amigable y coloquial --despues de escuchar pacientemente todo lo que tengamos que decir sobre nuestro problema-- se pone a nuestra altura y deja surgir, como el que no quiere la cosa, más que ciencia y conocimientos (que también los hay) ese ingrediente tan escaso y difícil de encontrar que se llama "sabiduría".

Como escribe él mismo en su presentación, Ramón Andreu  nos ofrece un "ensayo divulgativo" y entra en materia inmediatamente presentando una propuesta que  es una metáfora feliz sobre la mente. "Igual que un GPS nuestro inconsciente recibe señales de una constelación de satélites: la constelación familiar  (el "grupo original") ... con la que se establece una triangulación, padres-hijo o padres-hermanos-hijo". Todo lo basa Andreu en la "crianza", de ella depende que el inconsciente tenga el armazón preciso y reciba bien las señales adecuadas...con ellas armamos nuestra vida a traves de una hoja de ruta, que nos permita desplazarnos adecuadamente a los largo de los cuatro puntos cardinales: el Norte (la relación con nosotros mismos, la autoestima); el Sur (la relación con los otros, familia, amigos, compañeros de trabajo); el Este, la relación con el dinero y el Oeste (la relación con el tiempo).

Y empezamos con la figura clave de la madre, de su mirada, de su afecto o su rechazo, de su presencia o de su carencia, que es la que marcará, principalmente,  la relación con nosotros mismos. Con una indiscutible estructura psicoanalítica freudiana, nuestro autor va siguiendo paso a paso la casuística del crecimiento, la influencia de las figuras parentales y para aclararnos conceptos y que no pensemos que todo es, al final, literatura, da entrada a una serie de figuras reales, ex pacientes, a los que pidió permiso para ejemplarizar los conceptos con sus historiales (por supuesto cambiando todo aquello que pudiera propiciar una identificación).

Psicología aplicada, empatía personal, conocimientos confirmados por la experiencia son los instrumentos de este autor y a ellos se suman los ejemplos claros y vivos, auténticas historias de personas que han  sufrido y cómo se les ha ayudado, qué vía de conocimiento propio y sobre todo de aceptación han tenido que recorrer para superar el obstáculo que arruinaba sus vidas. La sencillez de las explicaciones de los casos narrados se ve abonada por el lenguaje coloquial, a veces con rasgos de humor que el autor se permite. Y asi puede decirnos: "la imagen de sí mismo que el hijo capta en el espejo materno, se impone siempre por goleada a su realidad auténtica, por apabullante que esta pueda parecer y ser" (pág. 33).

Uno de los elementos que más me han atraido de este autor es su insobornable y festiva honestidad profesional que le lleva, por ejemplo a afirmar cuando habla sobre la "toma de conciencia", el "insigth" analítico, en el que el paciente descubre la liberadora y dolorosa razón de su bloqueo o de su problema: "Es falsa la creencia, muy difundida...por ciertas películas...de que el descubrimiento o toma de conciencia tiene un poder curativo por si solo. Como si fuera mágico".  Y después pone en la picota a los gurús que prometen mejoras intelectuales elevadísimas siguiendo tal o cual método: "El grado de inteligencia cognitiva... es innato. Se nace con él no se adquiere" y con mucho esfuerzo podemos llegar al máximo potencial que hemos recibido, pero no más. Y si nuestro potencial es bajo...pues no lo superaremos aunque eso si, aprenderemos a aplicarlo mejor.

Educación de los hijos (interesantes los estímulos precisos para conseguir que el GPS les funcione bien, (pag 50 y sgtes) relaciones responsables con los demás, con el dinero y con nuestro tiempo (capitulo particularmente interesante, suele ser un tema descuidado en la psicoterapia) van siendo expuestos con numerosos ejemplos (en las mismas personas cuyo historial se nos presentó al principio) que, al final, nobleza obliga, el autor nos volverá a traer a escena para contarnos cómo les fué con la terapia y en qué situación están.

Explicación detallada de conceptos, figuras, ideas, palabras técnicas y definiciones clasicas de los problemas y dolencias psicológicos que padecen las personas, todo ello con un lenguaje cercano que aclaran las expresiones psicoanalíticas y psiquiatricas que uno oye por doquier pero, a no ser que sea un profesional de la salud, no sabe muy bien qué significan o cual es su contenido, desde la diferencia entre neurosis y psicosis o qué es el "complejo de Edipo".  Con alguna divertida perla, como "el adulterio es psicopatólogico por definición y por esencia "aunque muchos psiquiatras no lo crean...". (pag.87) .

Y asi podríamos seguir, pero prefiero dejarles que "descubran" este libro excelente escrito con pundonor profesional, gracia y una aptitud hacia la claridad y la pedagogía que acaba con una frase ilustrativa de ese tono humano y humanista que sostiene el autor: "...he intentado transmitir un mensaje de esperanza: nuestra vida y nuestro futuro está en nuestras manos y no en las del "destino". Este podemos cambiarlo". Y una humilde confesión: "Al describir todo lo escrito...no pretendo haber descubierto nada nuevo ni original. En su dia fue descubierto por Sigmund Freud". (pag.285). Bueno, disiento de esta última frase. Freud diseñó la estructura básica del psicoanálisis (ni siquiera fue el inventor de todas esas ideas, sino el "arquitecto" que las ensambló) pero lo que Ramon Andreu nos ha contado recoge un corpus de conocimientos, conceptos e ideas que ya han superado de largo a Freud y han perfeccionado algunas de sus intuiciones aún relevantes, pero eso es otra historia. 

 

FICHA

El GPS secreto de nuestra mente.- Nuestros cuatro puntos cardinales.-Ramón Andre Anglada. Ed. Octaedro.- 294 págs.- 23,80 euros.

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens