Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
23 junio 2012 6 23 /06 /junio /2012 07:20

el-gran-ano-cartel-1.jpg

     Ya al comienzo la película tiene un detalle inteligentge y prometedor: una nota avisa al divertido espectador que "Esta es una historia real, sólo se han cambiado los hechos". Lástima que el tono irónico se pierde después de esta frase. Y pasamos a conocer a tres individuos muy diferentes pero con una pasión en común, un hobby que se convierte en obsesión y por fin en forma de vida. Tres actores de distintos registros pero los tres abocados a un género específico, el humor. Steve Martin, Jack Black y Owen Wilson, quizá el menos encasillado y de una comicidad menos visual y más discursiva. La pasión obsesiva es el avistamiento de pájaros. Eso por sí solo y de entrada no parece ofrecer muchas posibilidades para hacer una buena película.Y el hecho es que no hay una buena película y no precisamente por el tema que, con los debidos respetos, puede llegar a ser interesante desde un punto de vista ecológico y sobre todo paisajístico (desfilan ante nosotros imagenes espectaculares de Estados Unidos, desde Louisiana, los pantanos, el sur de New Mexico o la remota isla Attu en Alaska. Por tanto la carga de calidad está basada en los actores y la dirección. Y ahí es donde damos con hueso.

La comedia está servida, pero el asunto tiene una dificultad añadida a la originalidad o extrañeza del tema, la de convencer al espectador de la posibilidad de que ese hobby provoque una locura obsesiva que cambia la vida de los tres individuos, con especial virulencia en Wilson que compone un papel casi patológico y abusivo.

Es pues, una comedia sin demasiadas pretensiones que se estanca en la interpretación de los tres actores, poco convencidos de lo que ocurre y todos y cada uno fuera de los registros habituales de su humor. Un contenido Jack, lejos de su comicidad un tanto soez y de sal gorda, un pasado de vueltas Wilson y un Martin que parece a punto de morirse de modestia y contención gestual. Y para mayor abundamiento, se trata de una producción bastante cara (dadas las localizaciones y la especificidad del tema) que se va quedando estancada en cierto tono demasiado suave, blanco y reprimido. David Frankel, el director, no ha sabido sacarle punta a esos tres cafres del humor directo y aunque Wilson roza la mala uva constantemente, todo queda diluido en las idas y venidas de los protagonistas por todo el país y sus avatares domesticos no demasiado relevantes, a pesar de la esposa abandonada de Wilson y el padre agresivo y enfermo de Black.

La lucha por lograr "El gran año" es decir el titulo al ornitólogo que haya realizado mayor numero de avistamientos durante un año, no logra importarnos lo mas minimo y a no ser que uno sea un adepto a los pájaros la cosa no nos produce más que un cierto estupor. La moraleja de la peli nos deja aún más sorprendidos por su banal obviedad: si solo te ocupas de tu pasión y olvidas a los que te rodean, a la familia, seguramente lo pasarás fatal. Y asi Wilson se queda solo y triste, aunque campeón y los otros dos viven felices y comen perdices, uno como abuelo feliz (uno no se cree las caras de bueno buenisimo que compone Martin) y el otro como pareja no menos feliz de una mujer que comparte la afición, siempre hasta cierto punto, claro. No hay soltura en la mezcla de elementos cómicos y dramáticos de la trama y todo queda bastante desangelado, a pesar de secundarios tan sólidos como Brian Dennehy, que compone el padre agresivo y gruñón de un Black tan descafeinado que parece otro actor, Anjelica Huston, una capitana de yate de armas tomar o el trio de damas de los protagonistas, Rosamund Pike, Rashida Jones y Dianne West, que tratan de aportar cierto encanto a unos papeles muy superficiales y tópicos.

En resumen, pelicula amable pero rutinaria, para ver un domingo por la tarde, en familia, con palomitas a poder ser.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens