Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
21 agosto 2011 7 21 /08 /agosto /2011 07:59

el-lenguaje-de-los-suenos-2003.jpg

 

Que nadie se llame a engaño. "El lenguaje de los sueños" no es una película sobre el psicoanálisis, sino un drama romántico con factura clásica, al estilo de aquella memorable "El velo pintado" que parecía repetir las emociones y el estilo de las viejas, que no obsoletas, películas en blanco y negro inglesas y americanas como "El sueño eterno", "Casablanca", "La tienda de la esquina", "Ninotchka" y tantas otras que nos hacían soñar en el amor, la sensibilidad poética y la pasión como forma de vida.

La película, de 2003, fue dirigida por Guy Jenkin, con solvencia pero una cierta frialdad estética. Nos narra una historia que transcurre en los años 30 y en un lugar paradisíaco: una colonia británica en Borneo, Sarawak. Allí llega un joven oficial británico con la misión de educar a los nativos en el lenguaje y la cultura dominante, la inglesa. Para ello debe aprender el lenguaje local y el gobierno colonial tiene una costumbre, oficialmente ignorada, adjudicar una mujer joven como concubina al funcionario inglés, un "diccionario de cama" que le enseñe el idioma local y a su vez aprenda el inglés, con lo que tal cometido es bien visto por los jefes tribales que lo consideran una forma de promoción social de sus jóvenes.

El joven John Truscott (Hugh Dancy) se escandaliza en principio por la costumbre y admite la enseñanza pero no el uso del cuerpo de la joven asignada, una bellísima Jessica Alba. Naturalmente interviene el amor y como era de esperar los dos jóvenes no sólo intercambian las enseñanzas del lenguaje y se establece una tórrida relación que se vuelve peligrosa cuando el joven oficial decide casarse con la indígena. La doble moral imperante en la colonia estalla de forma violenta y se condena a los jóvenes, con tal eficacia que el oficial regresa a Inglaterra y una vez allí se casa con la hija del gobernador colonial a la que conoció en Sarawak (el gobernador compuesto por un impresionante  Bob Hoskins, tan creíble  como siempre). Al volver a la colonia, la vida sigue su curso, hasta que John descubre que su amada se ha casado con un jefe indígena y que tienen un hijo. Como rezan los cánones del melodrama el chico es rubito y tiene los ojos azules por lo que la cosa se complica muchísimo. Y no les cuento más porque creo que vale la pena que rescaten esta película en un buen dvd, y programen un visionado con la mujer de sus sueños, para verla en casa con o sin palomitas.

La película cumple todos los requisitos para este género tan criticado pero tan popular (y por ende, tan rentable, cuando está bien hecho). Lugar paradisíaco, nativos gentiles y divertidos (aunque pueden llegar  a ser peligrosos), clase dominante hipócrita y educada, refinamiento de clase, malo malísimo que causa arcadas al respetable, amor por encima de todo, dificultades gravísimas, climax para retorcer el ánimo del casi lloroso espectador y resolución absolutamente feliz y absolutamente improbable.

Diviértanse.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens