Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
22 septiembre 2011 4 22 /09 /septiembre /2011 09:14

excursiones-6692.jpgEl Monte Perdido se había convertido en una obsesión montañera para el que esto suscribe. En dos ocasiones, dos, habia montado una excursión con amigos diferentes para tratar de llegar a su cumbre. En las dos ocasiones el mal tiempo nos echó atrás. En la primera, hace más de diez años, una ventisca de nieve y lluvia nos dejó colapsados en el lago Helado, justamente a punto de emprender la subida de la Escupidera. En la segunda, hace unos cinco años, volvimos grupas en pleno ascenso de la Pradera de Ordesa al refugio de Góritz. Cuando llegamos al parking donde esperaba el bus estábamos mojados hasta lo más recóndito, helados, tiritando y despotricando al mismo ritmo que el viento que soplaba como un fuelle accionado por un gigante.

Esta tercera ocasión, hace unos días, los pronósticos eran muy buenos y salvo que el tiempo girara como una peonza --cosa que suele hacer en estos lares-- podíamos confiar en que esta vez lograríamos el empeño.

Para hacer esta excursión con cierta comodidad recomiendo una jornada de acercamiento a la zona desde el lugar de partida, ya sea Barcelona o el sur de Teruel, para llegar a Aínsa y después a Torla. Desde este pueblo (sólo entre julio y mediados de sertiembre, el resto del año se permite el acceso a coches particulares)) dejar los coches y en el  mismo parking en las afueras de la población coger un autobús que nos lleva a la Pradera de Ordesa, justo en el inicio. Desde allí nos espera una caminata de casi dos horas por la bellísima Pradera (no se pierdan un rato de sosiego junto a las gradas de Soaso, las pequeñas cascadas que van surgiendo en el descenso del rio Arazas) entre bosques de hayas y escarpadas paredes por los dos lados en cuyas alturas se esconden dos caminos de una belleza majestuosa, la faja de Pelay a la derecha en el sentido de la marcha y la de las Flores, mucho mas escondida y dificil , a la izquierda. 

Al final del reglamentado --y sobrepoblado-- camino de la Pradera encontramos la caida majestuosa de la Cola de Caballo, al lado izquierdo del bellísimo anfiteatro dominado por la presencia de las Tres Sororres, con el Monte Perdido en el centro, una de las vistas más espectaculares del Pirineo.excursiones-6623.jpg

A la derecha de la Cola de Caballo, al otro lado del valle, se distingue un empinado sendero que va zigzagueando hacia las paredes previas al Monte Perdido, es el camino de las zetas o de los mulos que lleva al refugio de Goritz como alternativa si a alguien se le atraganta el paso por las clavijas de Soaso. Las clavijas, una instalación en la roca con cadenas y agarraderas de metal, unos 80 metros de trepada sin especial dificultad pero respetable para quienes sufran de mal de alturas, es el camino más directo y menos cansado. Una vez en los altos de las clavijas comienza el sendero de subida a los llanos de Goritz donde está el refugio. Hay un par de grimpadas leves y  el camino, bien señalado, va subiendo, un par de horas más, entre vistas magníficas del cañón de Ordesa y a su izquierda el de Añisclo. El refugio, en obras de ampliación, está situado en un lugar memorable.

Esa noche sugiero pernoctar en el refugio (mejor reservar plaza con tiempo, hay fechas en que hay exceso de montañeros) o, si se dispone de ganas y material, plantar la tienda en los alredores (está permitido).

A la mañana siguiente, a primera hora, en nuestro caso a las 7, comienza el rosario de montañeros que ascienden, trabajosamente, en dirección este-noreste hacia una pared rocosa que hay que superar para llegar a otro llano. Allí tenemos otra gran pared a la derecha, parte del espolón de la Punta de Escaleras, que hay que superar empinadísimamente y  en el tramo final ayudarse con las manos. En el siguiente llano encontramos  la "ciudad de las piedras" un caos de grandes rocas que hay que trepar y desrtrepar, bordeando la zona por la izquierda, rebasando una explanada con un  arroyo y volviendo a subir un pequeño collado que ya nos permite ver el Lago Helado, la antesala de la Escupidera.

En ese punto el sendero mira a la derecha en dirección sur-sureste y nos da la primera visión del estrecho corredor empinadísimo que ha de llevarnos a la cumbre. Primero hay que superar dos resaltes rocosos, y después comenzar una cuesta infernal de piedra suelta (360 m de desnivel desde el lago Helado) que conviene avanzar por la izquierda con mucho cuidado, ya que la canal termina a modo de embudo hacia el vacío. Una caida en este tramo puede ser peligrosa (la Escupidera está considerado uno de los puntos de más siniestralidad del Pirineo). Haciendo de tripas corazón y extremando las precauciones se alcanza un pequeño collado, el hombro del Perdido, desde donde queda una breve cuesta para la cima.excursiones-6582.jpg

Allí está el pilón o vértice geodésico "de los abrazos", pues no son pocos los montañeros que cuando llegan allí reparten abrazos con sus amigos por haber superado la prueba (pese a que aún queda lo más difícil, el descenso). Eso hicimos los miembros de nuestro pequeño grupo, Alfred, Miguel, Jaime y yo mismo. Para luego quedarnos todos extasiados ante el panorama.

El panorama desde los 3355 m de la cumbre es soberbio, inenarrable. El dia, despejado, permitía lanzar la mirada por los cuatro puntos cardinales. El gran Cilindro y el Pico  del Marmoré a la izquierda (que nos oculta la Brecha de Rolando), el Pico de Añisclo, la Punta de las Escaleras, Pineta al otro lado, el macizo del Aneto y el Maladeta, muy al fondo la silueta Pica de Estats, la Punta de las Olas, el Comapedrosa...

Regreso pues a Goritz, despacio y con cuidado. Todo ello supondrá, subida y bajada, en total, algo más de seis horas. Y de Goritz a la Pradera, tres horas y pico. A eso de las cinco y pico de la tarde se puede coger el autobús en el Puente de los Navarros y en Torla optar por descansar en uno de los abundantes hoteles, hostales y pensiones de Torla o Broto o renanudar viaje de vuelta al lugar de origen (unas cuatro horas aproximadamente desde Barna y algo menos desde el sur deTeruel). Una gran excursión muy recomendable a montañeros en buena forma física.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Xavier Monsalve Elías 09/23/2011 11:38


La narración te transporta en el espacio y parece que yo también hiciera la subida. Estáis como robles para llegar allí arriba. Ánimo a todos


Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens