Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
30 agosto 2012 4 30 /08 /agosto /2012 07:46

elefante-blanco-cartel.jpg¿Qué dosis de cochambrosa, cruel, lacerante realidad está dispuesto a aceptar en una película? El argentino Pablo Trapero (ya les he confesado en más de una ocasión el respeto que se va ganando el cine argentino en mis comentarios) nos trae a colación el asesinato de un cura obrero, el padre Múgica, en Argentina el año 1974, para hablarnos años después de otros dos curas (soberbio, como siempre, Ricardo Darín y a su sombra, Jerome Renier) que se dejan dia a dia la vida en una imposible lucha contra la corrupción y la miseria en una barriada marginal del gran Buenos Aires, ante la violencia del narcotráfico, las bandas callejeras y una policía establecida como brazo represor y violento de la ley de la diferencia social.Con un inicio impactante, primero el primerísimo plano de la cabeza de Darín sometiéndose a un scanner cerebral y como contrapunto la desesperada huida de una matanza de indígenas en el Amazonas con el otro sacerdote, Renier, cuya "culpa" por haber sobrevivido a la gente que amaba y es  tan cruelmente destruida, es uno de los aciertos de la complejidad del personaje, que no logra mantener su fuerza interior y termina siendo devorado por un desarrollo argumental y una interpretación desvaida, que lo deja convertido en mero traspunte testimonial.

La miseria, la barbarie, la lucha interminable de unos pocos por el bienestar y la supervivencia de una masa humilde y necesitada, a veces indignada y siempre reprimida, las luchas en el seno de esa sociedad elemental, las drogas, los matones, las venganzas, forman un caldo espeso en el que la película trata a duras penas de no naufragar.

El duro final, la creación de un nuevo mártir, la falta de compromiso auténtico de la jerarquía eclesiástica, la soledad profunda de esos dos hombres y los pocos seglares que les ayudan, dejan un regusto amargo en el espectador, aunque sin llegar a mantener la fuerza testimonial del arranque. Todo sigue igual. Siempre habrá injusticias demenciales, miseria y horror. El consuelo relgioso es solo eso, un consuelo, cada vez más desvaido. Solo queda el coraje y la fuerza de esas personas que se sacrifican y lo sacrifican todo por una solidaridad que casi nunca es entendida y valorada, en un clima callejero de conflicto y violencia permanentes con diversos orígenes.

La subtrama amorosa entre el cura francés y la asistente social da un tono de humanidad y comprensible debilidad personal a la película, sin llegar a cuajar en el drama intimo que lograba inquietarnos en "El poder y la gloria", de Graham Greene, por ejemplo. Esa historia secundaria -- a mi entender poco pertinente-- empalidece frente al gigantesco y profundo drama de Julian, Darin, cuyas dudas y rabia interior deslumbran por su autenticidad (todo en Darin es auténtico, menudo monstruo de actor) como indignan la desidia de los gobernantes, el olvido y la marginación que se derrama sobre tantos seres humanos, en el umbral de la sociedad cómoda y desarrollada que les rodea, la rutinaria actitud de la iglesia o la aplicación de la violencia desde todas las direcciones como una forma necesaria e inevitable de relación.

"Elefante blanco", nombre del esqueleto de un gran hospital para los menesterosos que jamás llega a terminarse, es la metáfora hiriente y vergonzosa de un sistema politico y social que nunca cumple las expectativas que genera, aunque especialmente en la dirección de los más desfavorecidos. Todo deviene en la película un "elefante blanco" monstruoso en el que se instala el infierno de la miseria y la violencia. En ese oscuro y fatídico engranaje trata de sobrevivir la luz de unos pocos, la labor desinteresada de los dos curas y los que le ayudan. Martina Gusman se mete en el poco airoso papel que le dan y el resto descansa sobre los hombros de Ricardo Darin, que salva y enaltece esta difícil película de visión obligada para conocer una situación que resulta familiar en muchísimos países de esta sociedad humana imperfecta de principios del siglo XXI.

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens