Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 marzo 2011 3 30 /03 /marzo /2011 19:54

Nueve amigos se reúnen en un refugio de montaña veinticinco años después de su última cita. David Monteagudo, un escritor de raza que nace como tal a los cuarenta años, comienza su novela con un planteamiento al estilo de las películas u obras de teatro de reencuentros. Desde un punto de vista psicológico-social, todos los tópicos de ese tipo de obras están presentes: los recuerdos de cómo eran los amigos, los comentarios más o menos inocentes sobre los cambios que se observan, sobre el efecto de la vida en cada uno de ellos, en su apariencia y en su aspecto social externo (las señales del éxito o el fracaso, siquiera económico) la constatación muy temprana de que en el fondo no se ha cambiado tanto, el renacimiento de viejas rencillas, la presencia fantasmal de un amigo ausente al que se le hizo una mala jugada y planea amenazadoramente sobre todos ellos…

Pero en este universo aparentemente previsible surge un hecho que lo trastoca todo: es un elemento intranquilizador, ominoso, que viene de fuera, del exterior y del que jamás tendremos una visión clara. Es decir, el miedo a lo desconocido, a un apocalipsis nunca esperado y que se va presintiendo más o menos desde la mitad de la novela. La gradual desaparición de los amigos, la presencia fantasmal, llena de presagios y culpabilidad del único amigo del grupo que aparentemente no acudió a la cita, el ambiente ominoso de signo apocalíptico a plena luz del día, los elementos colaterales que van dando una imagen de desastre y terror que parece desmentir la presunta normalidad de un día de campo entre viejos amigos…todo ello va agarrando al lector para dejarlo sin respiro en un final a lo M.Night Syamalan, la serie "Perdidos" o Alejandro Amenábar (quien, previsiblemente, ha comprado los derechos de la novela para llevarla al cine).

Fin-190x300.jpgY ahí está el mérito de la novela. Su capacidad para convertir al lector en un adicto a la busca del final. Es un excelente germen para un guión de cine o una obra de teatro. De hecho los diálogos tienen la inmediatez y a veces la banalidad de los telefilmes al uso y las descripciones dan de continuo el esquema y la forma de las acotaciones que sitúan la escena en los guiones de cine o teatro. Así pues, no se trata, como dijeron algunos, de un sucesor de Cormac McCarthy (ni muchísimo menos), sino de un escritor hábil, con una primera novela (publicada, tiene escritas muchas otras) que ha dado en la diana a pesar de tener muchos defectos formales y que tiene algunos tópicos no muy bien resueltos con la técnica aun no depurada del autor, pero que muestra sin lugar a dudas las maneras de un escritor eficaz que podria dar mucho más de sí. Lo veremos. Espero.

 

Ficha: "Fin", David Monteagudo, editorial Acantilado.352 pags.19€

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens