Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 octubre 2013 5 25 /10 /octubre /2013 09:45

  ha-vuelto-9788432220364.jpg

 

Timur Vermes es un  escritor alemán proviniente del periodismo que ha dado con una idea de inspiración muy fructífera y que transita continuamente por el peligroso borde de lo inconveniente, lo políticamente incorrecto y lo simplemente rechazable e irreverente. Sólo el agudo e irónico sentido del humor salva a su novela "Ha vuelto" de provocar altercados, escándalo, anatemas o indeseados panegíricos. ¿Cuál es la idea básica? Pues, casi nada, la aparición en un descampado del Berlín actual, en 2011, de un hombre con impecable uniforme nazi con un fuerte olor a gasolina, aspecto de Führer, que se parece a Hitler, habla como Hitler y...sin duda alguna es Hitler. El sueño dorado de los neonazis.

Por alguna razón inexplicable Hitler se despierta en el Berlin de la señora Merckel con la memoria intacta pero suspendida desde un nebuloso instante en el búnker cuando le enseña a Eva Braun su pistola y hablan de la necesidad de suicidarse juntos. El disparate está servido. Aunque no deja de ser un tema muy delicado y no sólo para Alemania, hay muchas sensibilidades en juego y no es un personaje para tomárselo a broma. Por otra parte Vermes no es Lubitch, ni "Ha vuelto" es "Ser o no ser" o "El gran dictador". La hipótesis de principio suena un poco a aquélla "La otra vida del capitán Contreras" de Torcuato Luca de Tena en la que un militar del siglo XVII vuelve a la vida en los años cincuenta del pasado siglo, con todos los chistes y bromas ucrónicas que se producen entre un hombre de hace cuatro siglos desembarcado en el Madrid de los años 50.

Lo primero que llama la atención de "Ha vuelto" es el diseño de portada. Los de Seix Barral han repetido la portada del original alemán y arrasan con ella. Lo segundo es que al rato de leer la novela uno se sorprende de la habilidad casi funambulesca con la que Vermes pasa la maroma de la delicadeza con la que se debe tratar un tema sejante en una sociedad planetaria en la que los rescoldos de los horrores nazis aun se mantienen humeantes. Lo tercero, el rejuego critico con el que el autor logra quitarle hierro y plomo a su historia aplicando el ojo critico, de forma irónicamente salvaje, a la sociedad y la politica actual en su país, mostrando las  "semejanzas" y familiaridad entre determinados usos y costumbres políticos y los "recuerdos" y presupuestos del genocida del bigotito.Y para terminar, el hecho sorprendente y un poco escandaloso de que las barbaridades psicóticas del personaje lleguen a parecer bromas burlescas sin mayor trascendencia y levanten sonrisas antes que rechazos. Así pues, un  consejo, si quiere divertirse con la novela, léala sin prejuicios, sin afán historicista, como contempla las imagenes de Charlot en "El gran dictador" o el Führer de pacotilla de la pelicula de Lubitch o el de Tarantino. Lo peor que se podría hacer con "Ha vuelto" es incluirlo en la lista de libros prohibidos o hacer hogueras con él. No se trata de banalizar el mal, en formula de Anna Harendt, sino de inocular en ese mal el virus corrosivo del humor y de la ironía, en una sociedad democrática lo suficientemente sólida para aceptar el juego.

El hábil Timur nos convence de dos cuestiones bastante importantes para el desarrollo y la fluidez de su novela. Primero, que aceptemos con la misma frivolidad y humor la presencia --y la existencia, en un segundo pero no menos importante nivel-- del  mismísimo Adolf Hitler tal cual. Y, después, que los sucesivos gags sean vistos como tales, en lugar de como alarmantes pruebas de que el individuo que asoló Europa sigue vivo y coleando y con el mismo mensaje prácticamente que le llevó a las desmesuras que todos conocemos.

Lo cierto es que la novela está conseguida, al menos en el objetivo principal, divertir, sorprender y hacer reir al lector. Otra cosa es que uno acabe preguntándose de qué diablos se ríe, pero eso solo ocurre cuando se aparta la vista del libro y se piensa  en "de qué estamos hablando cuando hablamos de Hitler", parodiando el libro de Carver.

Toda la estructura lógica de "El gran dictador", la confusión, los trazos gruesos en las palabras y los hechos, en busca de la comicidad del exceso, la demoníaca atracción de esa figura y ese símbolo para muchos. Y, por fin, lo mejor de todo es la verosimilitud con la que se nos muestra que en este siglo XXI, la figura de ese fantoche sanguinario y su discurso sigue teniendo posibilidades de éxito. Y eso hace pensar, ¿o no? Y si tenemos la tentación de suponer que eso solo ocurre en la nación alemana, recordemos para los desmemoriados o simplemente los no informados, que en nuestro país una novela bastante menos rigurosa históricamente y a años luz de la habilidad literaria de Vermes, "Y al tercer año resucitó" de Fernando Vizcaíno Casas, se convirtió en un best seller de 42 ediciones, en la España de 1978. ¿Quién era el protagonista? Un conocido de Hitler, el general Franco, dicador español "por la gracia de Dios".

Hábil la frase repetida a lo largo de la novela de no tratar el tema judío, por no pertinente, "Estamos de acuerdo en que el tema "judíos" no es divertido", le dice un personaje a Hitler y la respuesta de este "En eso tiene usted toda la razón" (pag.89). Ambivalencia inteligente de  Vermes. Y sarcasmo, que refleja  en el comentario de Hitler a la actualidad alemana, "A la cabeza del país estaba una mujer fondona con el poder de irradiación optimista de un sauce llorón".(pág.135).

Excelente novela de humor... aunque no sólo de humor, también supone una forma de despertar la reflexión y el análisis político y social.

 

 

FICHA:

"HA VUELTO".- Timur Vermes.-Ed. Seix Barral.-383 págs.19,33 euros.-Traducción de Carmen Gauger.

 

 

 

 

. 

     

 

    .

 

    

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens