Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 08:21

 

happy-thank-you-cartel.jpg

Ópera prima al canto. Muy digna por cierto, aunque un poco demasiado ortodoxa. Josh Radnor es un actor de la pequeña pantalla donde da vida a un personaje clónico al que aqui interpreta en una serie que parece llamarse "Cómo conocí a a vuestra madre". La verdad es que este hombre-orquesta, dirige, intrerpreta, escribe el guión y ha logrado un producto descafeinado y encantador como su propio protagonista.

La cosa va de buenas intenciones a mogollón, discreto encanto de los jóvenes ejecutivos y artistas neoyorquinos y despiste emocional a raudales en las jóvenes parejas que nos muestran dos arquetipos, masculino y femenino, repetidos con escasas variaciones.

Las peripecias fluctuantes de un joven escritor, Josh, que encuentra a una encantador chiquillo negro (que además resulta ser un genio en agraz del dibujo) en el metro y lo prohija casi sin más, los amores repentinos del ardoroso joven, el encuentro de su amor principal, las dudas, los xdesencuentros y el encuentro final, son complementados con dos historias amorosas  más en paralelo, un joven que quiere mudarse a Los Anngeles y llevarse allí a su superneoyorquina novia y un empalagoso tipo que trata de enamorar a una joven de regular salud que suele enamorarse de los hombres equivocados constantemente, son la panoplia de historias neoyorquinas que nos presenta Radnor en su primera incursión en la gran pantalla, "happythankyoumoreplease", así todo seguido, que no es más que una frase de autoayuda que un personaje le dice a otro.

Los problemas que genera el amor y la amistad en un grupo de jóvenes habitantes de "la mejor ciudad del mundo" bajo la óptica liberadora pero irrreal del "todo er mundo e güeno" y los neoyorquinos entre los treinta y los cuarenta años, aunque con comportamientos y conclusiones vitales de los veinte. La cosa se queda en correcta, lo cual es bastante dado los presupuestos iniciales. Uno echa de menos un ritmo más adecuado, personajes mas consistentes y desarrollados y hacer sabido dosificar un poco el evidente afán arquetípico que  simplifica en exceso a los personajes.

Josh Radnor logra parecernos simpático, aunque un poco bobalicón, Kate Mara, la chica, cantante y camarera por nombre Mississippi, como en una comedia de los 40, y el niño Michael Algieri que logra que no nos irrite durante los 90 minutos que dura el asunto.

La película se llev´ço el premio del público en Sundance, lo cual es una clave de la amable falta de exigencia de ese festival con los primerizos, al menos con este. Y digo amabilidad porque creo que esa es la virtud esencial del filme: es una película amable, con personajes amables y con historias amables herederas del "happy end" tan caro a cierto cine estadounidense. La pena es que desde el mismísimo comienzo el espectador sabe cómo va acabar todo una vez que las dificultades en cada pareja hagan su conveniente catarsis crítica. Los personajes se ajustan a lo previsible y obedecen a patrones estereotipados (aunque, eso sí, encantadores) y en general la película no cansa a pesar de todo lo dicho, está filmada con corrección y resulta un tebeo sentimental para jóvenes optimistas que te deja un leve pero agradable sabor de boca. Luego ya no te acordarás más de ella, excepto por el título.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens