Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
15 mayo 2011 7 15 /05 /mayo /2011 10:02

El tratado de Schengen eliminó a partir de 1995 los controles de las fronteras internas de 22 paises de la Unión Europea, mas Suiza, Islandia y Noruega. Fue una medida política formidable que, todo el mundo lo sabía, no solo tenía efectos prácticos positivos, sino también negativos (como se está viendo con la crisis de los países árabes y el éxodo de una ínfima pero llamativa parte de sus poblaciones más necesitadas hacia Europa) pero fundamentalmente tenía un significado, un simbolismo, claro y terminante: si pretendemos unir a Europa en una entidad única, el pacto de Schengen forma parte de la esencia de la UE. No es negociable, no se puede apartar o negar, no se puede limitar a efectos de las circunstancias. Si se rompe el acuerdo, se rompe Europa, quiza no ahora mismo o a corto plazo, pero es un golpe de gracia a toda la credibilidad de la Europa unida.

Así parece haberlo entendido la Comisión Europea ante la tibieza y el interesado apoyo indirecto de Francia e Italia a las medidas proteccionistas de control fronterizo de Dinamarca, impuestas por un gobierno liberal-conservador que busca el apoyo de la extrema derecha xenófoba en un asunto de régimen económico interno y admite sus exigencias. El Ejecutivo comunitario toma cartas en el asunto y advierte a Dinamarca que su medida no es legal. ¿Que puede ocurrir ahora? ¿Llevar la cuestión ante los tribunales europeos? Eso dañará la ya de por sí lamentable imagen de Europa ante las crisis árabes y debilitará el europeísmo que tantas esperanzas habia levantado desde la, por otra parte muy costosa, imposición del euro como moneda única.

Tanto el señor Berlusconi como Sarkozy ya se han declarado a favor de restringir la circulacion de inmigrantes en la UE aunque sea a costa de "modificar" el acuerdo de Schengen. Por lo tanto los daneses se ven reforzados en su actitud en la que utilizando como excusa "hacer frente al crimen organizado" tomaron esa decisión, aún no implementada, ante la lamentable parsimonia de los 27.

Una vez más los intereses internos de los países europeos, política miope que olvida el llamado "espíritu europeo"  coloca una bomba de tiempo bajo él y se dedican a preservar sus egoísmos, incluso más de partidos que nacionales, por encima de cuestiones más elevadas.

Como en el far west de las películas, cuando los "buenos" con armas de fuego clamaban que los únicos indios buenos eran los que estaban muertos, algunos de nuestros políticos "europeos" contemplan con temor la desequilibrada situación actual, en la cuestión de la inmigración, y aplican conceptos racistas por clientelismo político interno. El resto de Europa agacha la cabeza y acepta con un encogimiento de hombros. Los "indios", es decir, los árabes, los pakistaníes, los rumanos o los búlgaros, las comunidades que buscan una vida mejor y tratan de llegar a Europa, esa joya democrática, sólo son considerados cuando mueren en pateras infames o son devueltos o hacinados en campos de acogida. Entonces engrosan estadísticas que calman la mala conciencia. Los otros, los que pasan o tratan de seguir viniendo, son los "indios malos". Y ya saben, indio muerto, indio bueno.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens