Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 diciembre 2011 1 26 /12 /diciembre /2011 08:52

jane-eyre-cartel-1.jpg

 

 En 1910, nada menos, se fecha la primera versión que el cine daría de una novela sensible y algo lacrimógena de la mayor de las hermanas Brontë, ese fenómeno familiar literario que Inglaterra exporta como el roast beef y el puré de patatas o el fish and frites. Charlotte Bronte, como sus hermanas, de vida breve, publicó en 1847 esta novela, repitiendo el éxito que su hermana Emily obtuvo con "Cumbres borrascosas" ese mismo año.

Lo cierto es que la vida de la joven Jane Eyre (Mia Wasikovska, cada vez más sensible y ajustada a sus papeles) y su profundo amor por el irascible y terco

señor de la casa, Edward Rochester,  donde ejerce su cometido de institutriz  (Michael Fassbinder, muy lejos del Jung de "Un método peligroso" pero igualmente eficaz), sigue conmoviendo a los espectadores a pesar de dar la sensación inevitable de que ya nos conocemos de sobra la historia (una treintena de adaptaciones entre el cine y la televisión).

Por tanto para constituir de alguna manera una novedad deseable, el director Cary Fukunaga, debía ofrecernos un punto de vista nuevo, una forma de filmar distinta y novedosa, en fin algo que justificara pagar el precio de la entrada para volver a ver un clásico como este. Pues bien, a mi parecer Fukunaga, que mueve a sus dos excelentes actores y los secundarios con serena maestría y consigue una escenificación en ambiente y vestuarios realmente magnífica, logra su cometido: esta versión de Jane Eyre es, dentro de su consciente austeridad, una de las mas fieles que he visto al espíritu y la letra de la inmortal novela.

Sin hacer sombra a aquélla versión sobresaliente de Joan Fontaine y Orson Welles (1943), la actual logra ser "otra cosa" y no desmerecer en absoluto el nivel de su ilustre antecesora, muy por encima de la versión pomposa de Zeffirelli en 1996. Su fidelidad a los parámetros  de la novela es muy alentador. Quizá, como hombre de letras, suelo echar en falta unas fidelidades a las que con demasiada frecuencia vence el deseo de innovar o de dar una imagen actualizada y manipualada de una historia romántica que pide a gritos el blanco y negro resplandeciente de los años cuarenta y una cámara experta  en primeros planos. Un clasicismo respetuoso hay en Fukunaga, servido por una cámara subjetiva que acentúa la emocionalidad de lo que narra, alejándose de la frialdad de la puesta en escena habitual para tratar los clásicos literarios. Los personajes tienen dimensión y el espectador ve en los ojos de la Wasikowska, en los gestos de Fassbender una profundidad emotiva que carga de fuerza las secuencias. A no mucha distancia de la pareja protagonista, también están formidables los personajes encarnados por Jamie Bell y por la incombustible Judi Dench.

La dura historia personal  de Jane Eyre, con hincapié en el periodo que pasó en un horfanato (detalle autobiográfico de la Brontë) y la recta, invencible, digna e indomable  actitud que la muchacha toma ante los problemas que le rodean, los malos tratos y los intentos de humillarla o de arrebatarle su dignidad, van envolviendo al espectador en un ambiente sórdido pero brillantemente filmado, sin truculencias o dramatismos formales. Vale la pena, no se la pierdan. Y, si pueden, lean primero la novela. Comprenderán la razón de mi entusiasmo.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens