Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
31 mayo 2012 4 31 /05 /mayo /2012 07:50

casa-de-papelok.jpg

 Hace unos días escribí en mi dietario: "no hay amante de los libros que no se sienta aludido y hasta enfermizamente hermanado por las historias que emergen de este librito de poco más de cien páginas de letra generosa y tamaño de bolsillo, "La casa de papel". El argentino Carlos Maria Domínguez (residente en Uruguay) sacó a la luz esta pequeña joya que circula--poco-- en España desde 2004, aunque creo que yo la conocí muchos años antes en una edición sudamericana (o quizá lo soñé, contagiado por el ambiente onírico y fantasmal que suelen compartir los libros que hablan de la pasión de leer, de poseer y coleccionar libros, de formar bibliotecas imposibles y de soportar la silenciosa invasión de las letras en forma de su preciado continente, los libros. La actual edición en libro de bolsillo tiene unos cinco años (2007) y lleva el sello de la editorial Mondadori, en formato de pasta dura, guardas rojas, dibujos de Peter Sis y letra clara y grande, con la dedicatoria el "Gran Josep", es decir Conrad, cuya "Linea de sombra" tiene una esencial importancia en la narración.

La relectura de este titulo vino a abundar en una de esas deliciosas causalidades que aparecen en la vida de cualquier lector: sin saber cómo ni por qué hay momentos en los que una extraña fuerza ("sincronicidad" la llamó Jung) provoca casualidades y coincidencias que es dificil explicar por la lógica y la razón. En este caso, como una secuencia realmente inexplicable, varios libros vinieron a mis manos, todos movidos por un tema y propósito común, un empeño semejante: el de los diferentes autores con respecto a un objeto y una pulsión: el amor a los libros. Desde los "Fantasmas en la biblioteca" a "La librería ambulante" de Christopher Morley, "El novelista ingenuo y sentimental" de Pamuk, la "Bibliofrenia" de Joaquin Rodriguez, "Los libros que nunca he escrito" de Steiner, "Leer la mente" de Volpi, "La biblioteca de los libros perdidos" de Alexander Pechmann, "El vicio de la lectura" de Edith Wharton y algun otro que en este momento no recuerdo. Todos en torno a la mania lectora. ¿Causalidad o causalidad?

Habida cuenta que vivo semi-aislado en un pequeño pueblo aragonés a cientos de kilómetros de las dos grandes capitales que me rodean y mi único contacto con el mundo cultural libresco me viene de la deliciosa persona interpuesta de mi librero favorito, Octavi Serret, de Vallderrobres, el asunto tiene un cierto misterio añadido que solo cabe explicar como un ejemplo de las "afinidades electivas" que uno ha ido cultivando desde que comencé a degustar libros...y a coleccionarlos, es decir mi lejana infancia.

Pero volvamos a "La casa de papel", un libro breve de dilatado placer. Se trata de una especie de "trhiller" , una trama detectivesca que tiene como objeto básico un ejemplar de "La linea de sombra" de Josep Conrad, un libro con páginas dañadas por una especie de argamasa y destinado a una profesora de Universidad, compañera del protagonista --un escritor argentino, también profesor en Cambridge-- que ha muerto atropellada por un vehículo que se dio a la fuga, mientras cruzaba una calle leyendo a Emily Dickinson. El narrador comienza una labor detectivesca que le lleva  a un hombre, Carlos Brauer, un bibliófilo uruguayo cuya obsesión por los libros no sólo le transforma la vida sino que le provoca la ruina y tal vez la muerte, pero no sin antes dar en la experiencia más salvaje que cualquier lector pueda imaginar, como respuesta a una enfermiza preocupación por el futuro de su gran biblioteca cuando él desaparezca. Decenas de miles de ejemplares, primeras ediciones, incunables, ediciones raras, manuscritos.

Las preguntas que a todo bibliomano le asaltan son dolorosamente parecidas de unos a otros: ¿Cual será el destino de los libros que uno amó y atesoró durante toda su vida? ¿como ordenar una biblioteca de miles de ejemplares para saber dónde están los que uno busca? Las respuestas a estas preguntas si son muy variables y en ellas a veces se esconde cierta paranoia o cierta patología. Las respuestas de Carlos Brauer son descomunales. Pero no les voy a contar más. Lean este librito de pocas páginas, muchas sugerencias y bastante placer

 

Las descripciones de las bibliotecas de los personajes, de su obsesión, de su amor enfermizo por los volúmenes, las ideas que barajan para organizar sus bibliotecas, la dictadura de los libros, el placer sin nombre y sin techo que los libros provocan, se van compaginando con las descripciones casi psicoanaliticas del buscador y el buscado y todo culmina en las escenas delirantemente escritas de aquello que Goya llamaba "el sueño de la razón produce monstruos" aplicado a los libros y la pasión de atesorarlos.

La locura de don Quijote o las hogueras de Ray Bradbury en su "Farenheith 451" o el "Auto de fe" de Canetti, o las bibliotecas devora hombres de Cortázar o de Borges, las posibilidades de novelar esa manía, nada funesta, de la lectura, son muy variadas. Dominguez no abandona el humor y la ironía (muy al estilo de Montaigne), y eso quita filo a la bibliopatía que subyace. No se lo piensen más...Vayan y traten de habitar esa "casa de papel". Vale la pena. 

 

FICHA. "LA CASA DE PAPEL" .-Carlos María Dominguez.-Editorial Mondadori. 120 páginas.

 

    

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens