Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
29 febrero 2012 3 29 /02 /febrero /2012 08:49

La_cena_de_los_idiotas_AKA_La_cena-828469954-large.jpg

 

Bueno esta vez no ha habido suerte. Los remakes que realizan los norteamericanos de las películas europeas alguna vez dan en el clavo y en el mejor de los casos hacen algo totalmente desgajado del original. Lo malo es hacer esto involuntariamente. Así, el "Milenium" americano no tiene nada que envidiar a la primera de la saga sueca y en algunos aspectos la supera, otra cosa es si lo consideramos necesario. Pero si nos referimos al remake de "La cena de los idiotas" la cinta francesa de Francis Weber basada en una obra de teatro "Le dîner dels cons"  (1998) un exitazo fácil en todos los países donde la representan (y no la dejan de representar, como ocurre por ejemplo con "Por delante y por detrás" basada tambien en una obra de teatro que arrasaba en Londres y en Nueva York por los setenta).

En Barcelona, por ejemplo, llevamos cuatro  o cinco años en los que dificilmente se deja de representar esta obra por compañías y actores más o menos divertidos. Así que la versión de Jay Roach que podemos ver en nuestros cines, "La cena" (Dinner for Schumucks"), e interpretada por un Steve Carrell fuera de vueltas y un Paul Rudd que no es la elección más adecuada para un perfecto cabroncete como el protagonista de esta obra, que seguro conocen bien todos ustedes. Rudd es blando y con cara de buen chico y Carrell se lo come con patatas en escenas que provocan verguenza ajena a raudales.

Roach ha perdido la ocasión de despacharse con toda la mala baba que le sobra al original. Pero se queda en poco trascendente y demasiado banal, vulgar y penoso. No es mal cómico Steve Carrell pero debe ser dirigido. No es mal actor Paul Rudd pero debe ser dirigido. Y Roach parece haber estado demasiado ocupado en terminar la peli dentro del plazo para pre-ocuparse de que un material tan bueno, pero tan conocido, tuviera algun viso original y al menos mantuviera la fuerte comicidad crítica de la obra. Los excesos de Carrell sumados a los intentos de Rudd de caernos bien y justificar su falta de ética y la crueldad del asunto, no acaban de funcionar juntos, con lo que se consigue sumir al espectador en una creciente irritación contra la pelicula, los actores y el director. No entiendo, la verdad, qué papel ha hecho aqui Sacha Baron Cohen, ese terrorista del humor, que se debe haber dedicado unicamente a poner el dinero como productor. Y eso es lo que cabe esperar de la mayoria de productores, excepto de éste y con la seguridad que una vitriólica intervención de Sacha hubiera mejorado la película.

Lo único bueno del filme son los ratoncitos disecados que Carrell coloca en escenas desternillantes pero que son un añadido a la película y, como es lógico, solo salen en los créditos del filme y en la secuencia del "concurso" de idiotas, cena que desvirtúa el asunto ya que parece más "La parada de los monstruos", el clásico del cine en blanco y negro, que no una cena de idiotas. Asi que, insisto,  lo único brillante de la película son los ratoncitos, que tampoco nos consuelan del excesivo metraje.

Si los distribuidores tienen un poco de sensibilidad fílmica y ojo para su negocio pasarán esa película directamente al mercado del dvd. Y gracias.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens