Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 julio 2012 1 09 /07 /julio /2012 07:48
la-delicadeza-cartel-1.jpg
"La delicadeza" es una película indefinible aunque trata de ser romántica, dramática, humorística, simpática, rompedora y ajena a los clichés de eso tan repetido que se llama el amor. Es decir, chico conoce chica, chica se muestra poco receptiva, incluso despreciativa, chica no sabe lo que quiere porque ha pasado por una tragedia personal y eso la mantiene levemente catatónica, chico se hace querer con sacrificio y buena voluntad, chica se da cuenta de que tiene un chollo de hombre al lado y todos felices, dispuestos a comerse las perdices que haga falta.
Nathalie es Audrey Tautou, ese icono del cine francés medio mágico, algo tontorrón y con pretensiones espirituales. Se casa con chico agradable y enamorado. El chico fallece de un accidente y Audrey se encierra en sí misma. El jefe de la chica le tira los tejos y está de buen ver. Ella lo rechaza y sin embargo, por un impulso inexplicable, besa a un empleado, un tipo alto, raro y no muy agraciado (François Damien, verdadero protagonista del filme y la mejor elección del casting). El empleado cae rendido a los pies de su jefa y esta muestra una irritante tendencia a tratar de olvidar el episodio. Y a partir de ahí no les cuento más, aunque pueden suponérselo. Piensen en lo más previsible y ya lo tienen.
Dirigen al alirón David y Stéphane Foenkinos, adaptando para la pantalla la novela de éxito del primero, de la que ya les hablé en su día. Por tanto era de esperar que los defectos de la novela, ya que ha sido adaptado por el propio autor, contagien los aspectos de la segunda.
En la novela tenemos un argumento sentimental, escritura desenfadada, referencias culturales y literarias a la moda joven y una evidente pretensión de iluminar al lector en la belleza de la vida y los sentimientos aunque sea por el camino de los renglones torcidos, es decir, no todo el mundo es bello, aunque si noble y esforzado.
A pesar de la sugestiva belleza de la Tautou, el personaje no acaba de conectar con el espectador, es una mujer joven indescifrable, amarga, incoherente, en flagrante contradicción con el antihéroe, el empleado, que al menos sabe lo que quiere y lucha por ello. Demasiado plano en la película, el personaje de Damiens adquiere en la novela más relevancia interior y se justifican un poco sus actitudes, a pesar de la irritación que provoca su pasividad receptiva. Y otro defecto a reseñar: es demasiado larga. Se puede decir lo mismo en menos metraje y quizá le iría bien al resultado final, eliminando secuencias que no significan nada y que, si acaso, embarullan un poco más la escasa definición de los personajes, condicionados por el empeño de los directores de ofrecer ejemplos de superación personal: vamos pelicula de autoayuda para jóvenes viudas en edad de merecer.
Como escribía hace unos meses "el autor, que trata de ser imaginativo y no muy profundo, digeriblemente trascendente, nos muestra que el príncipe encantado puede aparecer de la forma más casual y encarnar en una envoltura no demasiado atractiva, (porque aqui lo que priva es el fondo de las personas, claro) Y contra todos los pronósticos, la dolorida y hermosa princesita del cuento concibirá un amor desatado por el poco agraciado, pero simpático y bondadoso galán".
El final de mi reseña literaria sirve también (y eso es un mal síntoma para la película) para cerrar esta crítica:     .
Bueno, la suma de todo este esfuerzo, es una novela no muy larga --al contrario que la película--, no muy buena, no muy divertida, pero eso sí tan cargada de buenas intenciones y de un azar tan paternal y gratificante, que uno se queda al terminar de leerla --de ver la película-- con la sensación de haber pasado un buen rato...y poco más.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens