Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 febrero 2014 6 22 /02 /febrero /2014 10:22

la-ladrona-de-libros-cartel-2.jpg

Un poco partiendo de la premisa dramática de "El diario de Ana Frank" o de "Au revoir les enfants" de Louis Malle o de las últimas películas francesas sobre la tragedia de los judíos en ese país durante la dominación nazi, "La ladrona de libros" nos habla de una historia en el seno de la sociedad alemana en pleno auge de Hitler y sus secuaces. La pretendida moraleja: también hubo alemanes "buenos", personas que se vieron obligadas a subsistir bajo el régimen de la cruz gamada, sin comulgar con su doctrina pero tratando de evitar la brutalidad de los que opinaban que "si no estás conmigo estás contra mí", sin mayores análisis ni miramientos.

En un pueblo del centro de Alemania, una familia modesta recibe a una niña para ser adoptada (el Gobierno subvencionaba a las familias que adoptaban niños alemanes hijos de "personas desafectas con el régimen", léase en este caso, una madre comunista. A esa familia irá a pedir ayuda, en secreto, un joven judío, que deberá esconderse en el sótano de la vivienda. La adolescente y el joven se sentirán atraidos en principio por la semejanza de sus orígenes rechazados por todos. Una por hija de comunista, el otro por judío.

En esta dramática historia --que es narrada por la mismísima Muerte-- los libros, las palabras, tendrán una importancia  salvadora, un consuelo en la adversidad, una lección de amor a la vida. Basada en la novela homónima de Markus Zusak y dirigida por Brian Percival con mano poco firme --los momentos de decaimiento tensional, el desequilibrio en la fuerza de la trama, las secuencias poco emotivas, frías-- su gran baza son los dos actores maduros protagonistas, el matrimonio que integran el soberbio Geoffrey Rush --uno de los grandes actores del momento actual-- y la no menos formidable Emily Watson --cuyo rol de mujer dura con alma sensible no queda bien dibujado y se desarrolla a  trompicones, aunque la Watson supera con nota su escasa coherencia--.

No se entra en honduras, todo queda epidérmico. La belleza infantil de Sophie Nélisse y la fuerza enorme de su odisea personal reflejada en su amor por la lectura y los libros, no logran caminar a la par (supongo que la mano indecisa y ambiciosa de premios del director se nota en demasía) y todo queda como un cuento simple que busca y mendiga la emoción del espectador y una complicidad  sentimentaloide que no es posible, dada la frialdad del desarrollo de la trama. Creo que esta es una de las ocasiones en que el espectador debe ir a la primera librería de guardia y comprarse el libro.

.    

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens