Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 junio 2012 6 09 /06 /junio /2012 07:48

libreria-ambulante.jpg

 He aquí un clásico de la literatura norteamericana que es, por propio mérito, un clásico de la literatura occidental, aunque haya pasado desapercibido para nosotros por esas ocultas razones que uno nunca acaba de comprender.  "La librería ambulante" fue publicada en 1917 y aquí nos llega gracias al buen olfato de la editorial Periférica, con traducción esmerada de Juan Sebastián Cárdenas y fecha de edición de 2012.

Si quieren pasar un buen rato entren en el mundo ya definitivamente muerto y nostálgico de unos Estados Unidos rurales donde los carromatos de caballos comparten los caminos y las carreteras comarcales con ruidosos automóviles, la gente vive el tiempo con las estaciones naturales y se ocupa de labores tradicionales entre el campo y la granja, hornear hogazas de pan, preparar pasteles de carne o postres de frambuesas.

Y así, la protagonista, Helen McGuill, una dama que roza la cuarentena y se encuentra a sí misma vieja y demasiado gorda, ama de casa que ha contabilizado seis mil hogazas de pan horneadas en los pocos años que lleva en esa labor viviendo con su hermano, un conocido escritor, decide liarse la manta a la cabeza, abandonar su hogar y comprarle su carromato a un vendedor ambulante de libros para vivir la aventura de los caminos y el placer de vivir entre libros (el carromato tiene dos grandes estanterías laterales que nse abren con un mecanismo) y el placer de darlos a conocer y venderlos.

Y aqui entra la magia de esta novela: el carromato Parnaso,--arrastrado por el caballo Pegaso (Peg) y acompañado por el perro Bock (de Bocaccio)--, una libreria ambulante, dirigida por un hombrecillo Roger Mifflin, cuyo amor por los libros y labia inteligente, gana el corazón del lector, forman un entramado literario con una fuerza espectacular.

De una sencillez aplastante, un humor limpio y unos personajes atractivos, la novela circula entre los títulos de los libros que vende Mifflin, el viaje que emprenden la dama y el librero por la rural Nueva Inglaterra, en la Norteamerica de principios del siglo XX y el desarrollo de una trama amorosa descrita con una delicadeza tan atractiva como la sinfonía de colores de los bosques, los aromas del campo o las copiosas comidas en las granjas. En la trama, en la que no faltarán problemas y elementos discordantes que son resueltos con mano firme y amable por el novelista. El autor, Christopher Morley (1890-1957) periodista y escritor, tiene un estilo que recuerda poderosamente al de O'Henry o Mark Twain. Fue considerado un escritor de éxito en las primeras deccadas del siglo XX y despues se convirtio en un escritor de culto. Es una buena noticia que los lectores españoles puedan acceder a la delicia de esta novela (en la que uno percibe el humor socarrón pero refinado de un Amis, un Barnes o un Wolfe).

La misión autotrascendental del librero Mifflin, que lleva y vende libros a personas sin apenas base cultural, haciendo que sientan ese amor y respeto por la buena lectura, convirtiendolos en lectores devotos, tiene un gancho enorme. Unase a ello la habil descripción de paisajes  y ambientes (aqui se ve la influencia de H.D.Thoreau en el autor) y las peripecias y problemas que se ven obligados a superar los protagonistas. Tal es el humor y la sencillez, la emotividad que desprenden estas páginas que uno acaba colocando este libro en su anaquel de libros que merecen visitas diversas a traves de los años. Fíjense en la portada y en la cuidada edición de Periférica y comprenderán el atractivo visual del libro (sin entrar en el de su interior). Lejos de las novelas de carretera de unos años más tarde como "On the road" y el movimiento "beat", esta se acerca más por la placidez y la poesía que emana a clásicos como el "Tom Jones" de Fielding, o nuestro Don Quijote. Como dice el locuaz Mifflin, "Ninguna criatura sobre la faz de la tierra tiene derecho a creerse un ser humano a menos que este en posesión de un buen libro" (pag.63) o "Cuando le vendes un libro a alguien no solamente le estas vendiendo dode onzas de papel, tinta y pegamento. Le estas vendiendo una vida totalmente nueva. Amor, amistad y humor y barcos que navegan en la noche" (pag42) o como dice y firma Morley en su prólogo-carta dirigida a un editor en el que le manda el manuscrito "escrito" por Helen McGuill (otra semejanza con "El Quijote" en el que Cervantes hace autor de la novela a un morisco Hamete Benenjelí): "la diversion mas celestial conocida por el hombre: vender libros" (pág.8). Tomen nota los libreros. Es refrescante aun en estos tiempos de crisis.

En fin una lectura amable, tierna, sentimental y llena de humor para el fin de semana, para toda la vikda.

 

FICHA:

"La libreria ambulante".- Christopher Morley.-Editorial Periférica. Traducido por Juan Sebastián Cárdenas.-182 pás. 17 euros..

    .

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens