Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 mayo 2014 3 14 /05 /mayo /2014 07:22

la-mirada-del-amor-cartel-1.jpg

 

El director canadiense Arie Posin ha dirigido a dos grandes actores otoñales en una película romántica resueltamente otoñal que no acaba de funcionar, excepto como ocasión para ver al genial Ed Harris, siempre tan válido y ajustado  y a una Annette Bening también buena pero en algún momento pasada de rosca (aunque su demencial papel lo justifica). Harris interpreta a dos personajes idénticos, elemento clave de la trama que se impone a la Bening: el primero, el marido de la bening, que muere ahogado en el primer tercio de la película, deja su lugar exacto al otro, el profesor de arte, su doble exacto,  el mismo cuerpo, la misma mirada, con el que la señora en cuestión mantiene un inverosímil romance hasta que la hija de ella y el vecino ponen las cosas en su sitio con sendos gritos de horror (los de la hija, excesivos). Pero aún nos queda un mal final para una historia increíble y poco coherente. La mujer que pierde a su marido y luego encuentra a un hombre exacto al muerto y se obsesiona con él hasta la ridiculez y el desastre, no acaba de convencer a pesar de la buena labor de Harris, la Bening y un descafeinado Robin Williams, cada vez más parecido a una parodia de sí mismo cuando era un actor excesivo. Los continuos flash back no añaden interés sino que enlentecen el ritmo de la narración y uno espera que al final no haya demasiados destrozos de la lógica y la coherencia argumental. No hay nada de eso, simplemente es lamentable.

Para los aficionados al cine, un reto, piensen cuando la vean qué filme clásico les viene una y otra vez a la cabeza, hasta llegar a sospechar que se trata de un "remake" camuflado, pero no. Una secuencia lateral les demuestra que el director no pretende hacer trampas, es que es zafio. La secuencia es en el salón de la casa de ella, un cartel de una película sirve de elemento decorativo, ¿adivinan qué película? Pues sí, "Vertigo" del genial Hitchcock. A eso les ha sonado toda la película que acaban de ver ¿a que sí? Solo que de muy lejos: Hitch no se hubiera permitido rozar el ridículo, como Harris y Bening lo sufren al escenificar la obsesión imitativa de ella y la tonta aquiescencia de él al plegarse a sus caprichos histéricos.


 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens