Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 marzo 2012 3 14 /03 /marzo /2012 10:10

la-redada-cartel.jpg

La colaboración del Gobierno de Vichy del mariscal Petain con los nazis invasores de Francia, sobre todo en el genocidio judío, fue una asignatura pendiente de reconocimiento por parte de los sucesivos gobiernos de la República francesa desde De Gaulle y Pompidou hasta Giscard y Mitterrand (quien solo llegó al detalle  de depositar una corona de flores en el monumento a las víctimas de la redada del Velódromo de Invierno (Vel'd'hiv):13.000 judíos hacinados durante cinco dias sin agua ni alimentos) pero sin dar el paso de reconocimiento de culpa que llegó al fin en 1995  estando Chirac en la Presidencia.

La célebre redada en la noche del 16 de julio de 1942 hacinó en las instalaciones deportivas a miles de judíos en unas condiciones que no tenian nada que envidiar a las nazis, y ante la indiferencia o la complacencia de la mayoría de los parisinos, salvo unos pocos que se escandalizaron y trataron de ayudar a los desvalidos judíos.

La película, dirigida por Rose Bosch, se une  a todas las que tratan de glorificar la resistencia francesa al nazismo, no en el tono reivindicatorio y glorificador de tantas otras que buscan dar carta de naturaleza a un comportamiento global que distó mucho de ser de rechazo y menos aún de resistencia. En este caso la directora trata de que se vean ciertas actitudes anti judías en la población (aunque la más llamativa, la carnicera del barrio y su marido que insultan a los judíos detenidos, tienen ambos aspecto germánico por todos lados), aunque también apunta acciones heroicas de algunos, pero no llega a los parámetros de la calidad de "La batalla del rail" de René Clement, "Mister Klein" de Losey o "Lucien Lacombe" de Malle.

Pero donde la visión de la Bosch aporta una fuerza y claridad apabullante es el vergonzoso comportamiento de la policía francesa y de los políticos de Vichy, empezando por el mariscal Petain, (que comparte con la figura de Hitler en la película un mediocre aspecto de guiñol).

"La rafle" (La redada) me recuerda a "Monsieur Batignole" de Gérard Jugnot (el protsgonista de "Los niños del coro"),  por su valentía a la hora de dejar claro que entre la mayoría de los franceses las cuestiones éticas relacionadas con la presencia nazi fueron bastante tibias y hay suficientes razones para ser criticados y condenados. Pero si en la primera la tragedia toma un camino imposible de suavizar (con secuencias que parecen seguir la estela horrible de "El Pianista" de Polanski), la segunda se inclina por el humor y la heroicidad amable y nada escandalosa, desde la mirada de un colaboracionista que deja de serlo por proteger a un niño judío. Aquí de una forma batante irreal, tal como en "La vida es bella" lo cómico parece dominar incluso la lógica espantosa del horror nazi, lo cual la convierte en un producto previsible y manipulado por un mensaje positivo forzado.

En "La redada" también hay niños --por cierto el chico protagonista, Hugo Leverdez, no acaba de encontrar el gesto adecuado en muchos momentos de la trama-- pero son los actores adultos, Jean Reno, como el médico judio del Velódromo, Melanie Laurent, la enfermera no judía que se compromete en la defensa de sus pacientes y Gad Elmahe, el padre de familia que aporta una enorme dignidad a su papel.

Secuencias como la llegada de los bomberos al Velódromo o la salida de los vagones de ganado atestados de familias judias hacia Auschtwitz, hablan a las claras de la pericia de Rose Bosch y su implicación en una película más valiente que efectiva, aunque digna de ser vista y reflexionada..  

   

     

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens