Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
31 marzo 2013 7 31 /03 /marzo /2013 07:36

la-trama-broken-city-cartel-2.jpg

 

Parece que el lado oscuro de la política, la corrupción, el abuso de la ley, el poder del dinero, los negocios sucios y las traiciones, son un buen caldo de cultivo para los guionistas. No hay temporada en la que al menos una docena de filmes no nos relaten por activa y por pasiva esas corruptelas del poder. Ahora es Allen Hugues el que dirige "La Trama" (Broken City) en el que el alcalde de Nueva York (Russell Crowe) contrata a un ex agente de policía apartado del cuerpo por presunto asesinato ( Mark Wahlberg) para que haga una investigación en torno a su propia esposa ( Catherine Zeta-Jones) a la que acusa de infidelidad y descubra quién es su amante.

En realidad hay mucho más que un asunto amoroso. Todo coincide con las elecciones municipales y el alcalde se enfrenta a un rival que pone en peligro su reelección. La elección del expolicía, convertido en investigador privado, es la clave de ese "más" que se juega en un guión inteligente aunque algo confuso llevado con buen ritmo y excelente producción por este director, arropado por unos actores bastante creíbles en sus respectivos papeles.

El panorama podrido de la alta política, en este caso municipal, y las corrupciones que acarrea son descritos de forma bastante plausible. El tema inmobiliario como trasfondo resulta desgraciaamente muy actual y familiar para este país, así que la trama se puede seguir con bastante interés, dados los muchos paralelismos que un espectador avisado puede establecer. El Nueva York que vemos está fotografiado muy al margen de las imágenes pretenciosas habituales y allí vemos un mundo turbio que no debe estar muy lejos de la realidad, que se nos muestra con frialdad y una sobriedad ejemplar. Los secundarios, Jeffrey Wrigth, Barry Pepper, hacen su labor con la eficacia habitual en este tipo de cine que desdeña la brutalidad directa de la imagen violenta y se centra en las tensiones que la trama provoca en los protagonistas. Y lo hace manteniendo la tensión narrativa y ofreciéndonos un final plausible con su aspecto redentor incluido.

Logra la película hacernos simpático al perennemente enfurruñado Wahlberg, que se define como "católico y estúpido" cuando la alcaldesa le reprocha su inocencia ante las actitudes de su marido ante la corrupción, la falta de moral y la especulación inmobiliaria que acarreará ruina a muchas familias modestas. Es un poli que compagina adustez y rectitud, defectos asumidos y valor, y todo bajo un manto de ingenuidad (excesiva en el trato con su novia actriz), que lo llevará a asumir sus responsabilidades aunque le caigan sobre la cabeza a cambio de desgranar una pizca de justicia en un entorno especialmente corrompido. La mirada hosca pero candorosa y honesta del actor contrasta fuertemente ante ese dictador de salón que compone el maquiavélico Russell, personaje mucho más plano que el del comisario, Jeffrey Wrigth, otro de esos secundarios que roba cámara cuando aparece en escena y que mantiene al espectador confundido ante su verdadero papel en la trama.

Algo confuso el argumento en sus idas y revueltas y con un final que no parece muy realista aunque sí aleccionador, la película no logra dar consistencia a dos atractivas subtramas, la de las dos mujeres importantes en la película, la esposa del alcalde y la novia actriz del policía. Lo importante para este director es dibujar los entresijos de los corrompidos hilos del poder y para ello permite que se manipule más de los creíble al personaje del policía. Película para  despertar el interés y olvidar pronto.

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens