Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 febrero 2014 6 15 /02 /febrero /2014 09:17

geografia.jpg

 Si algunos habían pensado que la globalización había acabado con la importancia del contexto geográfico de los países y regiones, las coordenadas físicas, de espacio y clima, que durante siglos determinaron la geopolítica y las relaciones internacionales, se han equivocado de medio a medio. Los estrategas y dirigentes que han olvidado las razones geográficas estarán obligados a pagar con la derrota de sus aspiraciones o la victoria pírrica que acabará devolviendo las cosas a su cauce. Como otros fenómenos de la naturaleza, de nuestro planeta, como el agua por ejemplo, acaban imponiéndose por mucho que nos empeñemos en ponerles barreras y fronteras creadas artificialmente.

El analista Robert D. Kaplan. con una sorprendente carrera pública y privada como consejero político y catorce obras sobre temas de política exterior, geopolítica  e historia comparada, nos muestra de una forma aguda, imaginativa e inteligente cómo la geografía condiciona de alguna manera inmediata. o dilatada, el destino de las naciones. "La venganza de la geografía", que edita RBA, tiene una amena y apasionante lectura.

Dividida en tres partes, Kaplan analiza en su obra los últimos conflcitos desde Bosnia a Iraq, las posturas de historiadores clásicos, desde Heródoto, sobre el auge y caída de los imperios y las naciones, las distorsiones que provocó la pesadilla nazi, los conceptos de poder territorial basados, por ejemplo, en el poder de las naves de guerra o comercio, o la crisis de esa extensión colonialista que ha tratado de comenzar en el espacio. En la segunda parte nos habla de la importancia de la geografía en las cuestiones políticas europeas en el siglo XXI, los grandes imperios emergentes, China, la India y Rusia frente al Otomano y en la tercera parte, el destino de su propio país, Estados Unidos, con sus desafíos, entre ellos el del "patio trasero", Mexico y las estrategias de expansión, económica, cultural y del modelo "democrático" del que se ha auto erigido como adalid, casi sin oposición.

No obstante Kaplan no es tan radical y determinista en su tesis como hace esperar el titulo de su libro y aconseja más que una preponderancia conceptual de la geografía, la observación realista de que las coordenadas geográficas perfilan un "telón de fondo" que ha de ser tenido en cuenta si no se quiere contar de entrada con un elemento negativo que más tarde o mas temprano termina pasando su cuenta, ya que los elementos de la voluntad humana y el azar terminan estando condicionados por las variables "fijas" del clima, la tecnología y los habitantes del lugar y su defensa de sus propias traidiciones y singularidades (algo que ya describía en 1996 el biólogo Jared Diamond en su clásico tratado de historia geopolítica titulado "Armas, gérmenes y acero").

Para nuestro continente Kaplan hace una valoración muy inteligente del Mediterráneo como "conector" de civilizaciones más que como frontera (como fue en el pasado) y la importancia de la UE como "centro neurálgico posindustrial del mundo", a pesar de los malos vientos y el resurgir de ciertos nacionalismo miopes e interesados.

El papel de Rusia y su eternas diferencias  geográficas con China es uno de los elementos de análisis, junto con el polvorin de Oriente Próximo y el suroeste asiático (aquí ofrece una lúcida mirada de la similitud entre Irán y Arabia Saudí, territorios ambos donde la naturaleza tribal de sus sociedades son reflejo de una geografóa establecida sociológicamente de manera similar).

El análisis sobre Estados Unidos y su expansión interna en un territorio que cubrirá desde Canadá a México se sustentará, más que en la sociedad blanca, en un mestizaje multiracial inevitable (al estilo del que nos muestra "Blade Runner" y algunos otros clásicos de la ciencia ficción, una interacción entre la demografía y la geografía que generará un futuro inesperado donde, al estilo del mundo imaginado por el "1984" de Orwell, habrá dos centros enfrentados en toda la geozona, Eurasia frente a una Norteamerica, obligadas ambas a negociar por imperativo de la demografia y de las motivaciones humanas básicas, "el miedo, el propio interés y el honor".

Kaplan termina con una visión futurista donde, empujados por ña geografía y los medios sociales de interrelación globalizadas, la dimensión de la geopolítica tendrá más sensibilidad hacia "los anhelos intensos y personales", una subjetivización de la geografía humana y política auspiciada por las redes virtuales. Una visión algo o demasiado optimista que agradece el lector en esta época de  creciente poder invasivo de los medios informáticos --controlados en parte, no lo olvidemos, por los gobiernos--.

En definitiva un libro lúcido y sugestivo que nos sugiere una visión distinta y menos pesimista de este aparente caos que conforman las sociedades tecnológicas del siglo XXI.

 

FICHA

LA VENGANZA DE LA GEOGRAFÍA.-Robert D. Kaplan. RBA ediciones.Traducción de Laura Martin de Dios.-478 págs.24 euros.

 
   
   
   

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens