Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
10 diciembre 2011 6 10 /12 /diciembre /2011 08:56

la-voz-dormida-cartel-1.jpg

 

Nuevamente la guerra civil entra en las pantallas españolas. Esta vez tratando de buscar un enfoque distinto. Recién acabada la contienda, la película se centra en las mujeres, las novias, compañeras, hermanas, amigas, madres de los combatientes, de los vencidos. Es como una extensión temática de "Los girasoles ciegos" o de "Pa negre" que, por cierto compitió y ganó merecidamente en la carrera hacia la representación del cine español en los Oscar. En la primera, dirigida por José Luís Cuerda y basada en la novela de Alberto Méndez, asistimos a la difícil postguerra de Elena (Maribel Verdú) esposa de un "topo", un maestro (Javier Cámara) escondido en un zulo casero, asediada por un diácono militar que la pretende creyéndola viuda. En la segunda, una madre de familia catalana envuelta en un crimen también en la misma época, enfrentada al ambivalente esquema ético de su hijo, otra víctima de esos tiempos. Y ambas mujeres, sujetas al férreo y devastador machismo de los vencedores en nuestra incivil guerra.

 

 

En "La voz dormida", dirigida por Benito Zambrano (el director de aquella demoledora película sobre mujeres que fue "Solas") y basada en una novela de Dulce Chacón, se recoge los testimonios de las vidas de  dos hermanas, una, Hortensia (Inma Cuesta), presa en la cárcel de mujeres de Ventas, compañera de un miembro del maquis y la otra, Pepita (María León), que llega del pueblo a Madrid en 1940 para servir en la casa de un médico represaliado y su esposa, franquista.

 

Bella, formal, ortodoxa factura cinematográfica de Zambrano, que logra dar dramatismo y verosimilitud a la vida carcelaria y a la del Madrid aún convaleciente de las heridas de la guerra, donde la prepotencia de los vencedores se auna al clima de miedo a las represalias y la indefensión de los "otros". Volvemos a vivir aquí una red de relaciones femeninas inserta en un ambiente represivo, cruel, inhumano, donde los fascistas vencedores, en un clima de complicidad de la sociedad civil, con el omnipresente ejército y la policía, más las instituciones carcelarias y la misma iglesia, configuran un ambiente sórdido y arbitrario donde las torturas y las humillaciones son el pan nuestro de cada día.

Sin embargo, la historia a pesar de su trágica contundencia no logra conmovernos en demasía, suena un poco a más de lo mismo, un poco excesivo el mensaje básico de la izquierda convertida en mártir, con alguna secuencia de fuerza cinematográfica inusitada (como la de la llegada de Pepita al pueblo donde debe contactar con el maquis, en el que la guardia civil preseta en la plaza del pueblo, expuestos, de pie en sus propias cajas, a los guerrilleros muertos para que la población se asuste y no de cobijo a los que quedan en el monte: nos recuerda la secuencia de "Sin perdón" de Clint Eastwood, con el cadáver de Morgan Freeman expuesto en la entrada del "saloón" del pueblo.

Hay demasiada insistencia en la polaridad siniestra de unos y la heroicidad de los otros, una demanda permanente de complicidad y empatía al espectador, que resta méritos a la propuesta, haciendo a esta película demasiado panfletaria, cuando el drama de esas mujeres, por sí mismo, nos hubiera conmovido sin tanta insistencia.

Pero nadie puede criticar el magnífico trabajo de las dos actrices protagonistas, tanto María León como Imma Cuesta: se puede decir que todo el valor intrínseco de la película reposa en ellas, un recital de autenticidad y garra dramática, en las miradas, en los gestos, en las voces, en la sola presencia de ese par de mujeres desvalidas pero fuertes e íntegras.

Quiero decir que este cine, tan emotivo para cuantos hemos vivido épocas más cercanas a aquella guerra demoledora (los nacidos de los cincuenta hasta los ochenta) incide en nuestra cercana experiencia familiar, sabemos más o menos de qué nos hablan, es la generación de nuestros padres, pero ¿qué ocurre con los jóvenes para los que la guerra y Franco no son más que colegas de los dinosaurios o poco más? Para ellos sólo cuenta la fuerza que logran imprimir esas dos actrices en una historia que nos les debe sonar mucho.

 

También el resto de actrices secundarias que arropan la vida carcelaria, dan una estampa bastante verídica de aquellos horrores, promoviendo momentos de una ejemplar garra dramática (así, la secuencia carcelaria en la que las internas, firmes y en filas, deben besar una a una los  pies de un Niño Jesús de porcelana).

 

Película notable, quizá reiterativa en el panorama español, pero con una innegable buena factura que merecía haber sido mejor tratada por la publicidad de las distribuidoras y por la crítica y el público.

El romance entre Pepita y Paulino (Marc Clotet) está metido con calzador en el drama de Hortensia, la hermana encarcelada que va a tener un hijo en la prisión y que Pepita trata de rescatar para evitar que sea uno más de los niños "desaparecidos" de las reclusas.

La factura técnica de la película es impecable, de un academicismo formal innegable que da cierta frialdad al conjunto, lastrado por el "mensaje" ideológico que propone que, repito, siendo históricamente admisible, a estas alturas requiere un tratamiento más emocional, menos "políticamente correcto", tratando de hacer un cine que atraiga a los espectadores de hoy, sin abusar de un documentalismo que ya no toca. La propuesta argumental es lo suficientemente poderosa (el grupo de mujeres de la cárcel tiene una fuerza interpretativa de gran calado: Ana Wagener, Lola Casamayor, Berta Ojea, Susi Sánchez, entre otras) como para haberse centrado más en los dramas personales que en la pintura social y política de una época, gracias a Dios ya en un pasado algo remoto, siniestra.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens