Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 septiembre 2011 3 07 /09 /septiembre /2011 16:51

largo2.jpgHace unos meses cayó en mis manos un dvd  con la película de Jerôme Salle, sobre el personaje de comic Largo Winch, creado por Jean Van Hamme y Philippe Francq. El hecho de compaginar ambas aficiones, el comic y el cine, hace que me sienta atraido, de entrada, hacia las películas basadas en esos héroes de papel cuyo encanto es difícil de explicar a quien no los comparte. Pero, en fin, en esta ocasión nuevamente la versión del interesante personaje, primo hermano del estilizado Corso Maltés, era un producto discreto pero dinámico y con algunos valores, imagen, ambientación, argumentos, que lo mantenían por encima de la media de las películas con héroes del comic. Sin embargo ya entonces advertí un pequeño defecto qoe podía ser muy grande: el actor que encarna a Largo, Tomer Sisley, no logra con su estolidez granítica y su falta de expresividad dar el peso conveniente (aunque sí en su tipo físico y en la contundencia de su actuación..."física"). La roma emocionalidad del sujeto, metido en pleno asesinato de su familia, como si fuera un pequeño incidente, pone los pelos de punta.

Por tanto ocurrió l.o que me temía, la película pasó sin pena ni gloria, pese a contar con Kristin Scott Thomas como coprotagonista y un vaivén de dinámicos cambios de escenario, desde el Amazonas a Hong Kong o Nueva York. Los malos no convencen y sus presuntas razones para ser malos, tampoco. Así que uno se divierte con el juguete y poco más.

Sin embargo las aventuras de Largo, el huérfano bosnio adoptado por el dueño del imperio Winch, el millonario Nerio Winch, asesinado por sus socios, vuelven a aparecer en la pantalla. Y así, entramos en "Largo Winch, tomo 2: "La conspiración birmana", la película que entro a comentar.

Nuevamente interpretada por el inexpresivo actor y dirigida por su voluntarioso director, Jerome Salle, nos propone una vuelta atrás en la historia para contarnos una salvajada que ocurrió en Birmania y que la voluntariosa e improbable fiscal del Tribunal internacional de La Haya, interpretada por Sharon Stone responsabiliza al millonario y por complicidad largo1.jpga Largo. Por ello se nos invita a volver al presente y asistir a la defensa que se monta Largo, que cree en la inocencia de su padre, mas el permanente acoso de los numerosos y poderosos enemigos que el joven se ha buscado desde que decide desmantelar el imperio heredado para dar el dinero a las pobres ONG o crear una él mismo.

Ya tenemos formado el lío en el que asistimos al acostumbrado derroche de peleas, enfrentamientos, traiciones, alguna que otra escena nada tórrida de sexo amoroso y de insospechado interes paternal del pétreo Largo, amén de las apariciones de la rubia Stone a la que el espectador admira por su absoluta y divertida desenvoltura a años luz de lo que cualquiera espera que sea y se comporte toda una fiscal  del tribunal de las N.U.

Trepidantes secuencias de acción, cada vez más James Bond y menos auténtico Largo, con un malo que parece sacado de un guiñol y alguna secuencia antológica como el  salto en caida libre de un avión, la pelea en el aire con uno de los malos, y al final, milagrosamente, cómo Largo salva a su amigo Simón de hacerse una  tortilla, en la misma secuencia (si hacemos caso del tiempo que dura, no es creíble el salto).

Pero si les gusta el personaje y hacen abstracción de todo lo dicho -y también del sentido común--, pueden pasar un distraido y emocionante rato.


Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens