Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 enero 2012 6 14 /01 /enero /2012 08:04

 

el-havre-cartel.jpg

De vez en cuando el cine nos proporciona de una forma sencilla un escenario humano dotado de caracteristicas universales, precisamente porque aun desbordando los parámetros locales de un determinado país, es recibido como algo común a todos los seres humanos ya que los motivos de los comportamientos de los personajes retratados reflejan elementos morales tales como ternura, confianza, amistad, amor, desinterés, vitalismo, emociones positivas, optimismo y sacrificio por los demás. Pues todo esto es lo que nos ofrece la película del finlandés Aki Kaurismaki "El Havre". Un filme  que está teniendo la azarosa pero firme carrera de algunas películas  que la gente va a ver atraida por ese sistema eficaz que es el boca-oreja, la recomendación de persona a persona, fuera de todos los estamentos de publicidad, grandes producciones y nombres famosos.

"El Havre" nos cuenta una historia de excelente sentido humano, tan en sintonía con la bondad y la solidaridad que "suena" a cuento de hadas y más dado el argumento: un maduro limpiabotas de antigua vida difícil conoce a un adolescente africano que ha entrado en Francia de manera ilegal, en los dramáticos containers llenos de familias. Le da cobijo y le busca el dinero que necesita para proseguir su viaje ilegal hacia Inglaterra donde trabaja --también de forma encubierta-- su madre. Es decir una persona del lumpen ayudando y jugándose su propia seguridad por otra persona, un inmigrante perseguido, negro, aun más humilde y necesitada. Además hay un policía disfrazado de policía secreta con gesto adusto y corazón vulnerable y toda una serie de vecinos que apoyan la historia con una solidaridad permanente y sin fisuras y por tanto --desgraciadamente-- bastante poco usual. Incluso se nos ofrece la presencia de un vecino que denuncia simplemente por hacer el mal, la única serpiente en el paraíso. Pero lo cierto es que se elude el lacerante dramatismo de las situaciones y solo se apunta la trágica realidad  de las migraciones ilegales de africanos en Europa.

La localidad portuaria de El Havre se convierte en un gigantesco belén donde se alumbra el futuro de un niño africano condenado por las circunstancias a la ruina y el desastre como persona. Para ello Kaurismaki nos ofrece un cine social que apunta hacia una utopía posible dentro de una comunidad, una interelación basada en el apoyo, el servicio y la generosidad. Desde la panadera, el tendero judío, el cantante de rock envejecido, la camarera, la esposa enferma del limbiabotas o su compañero vietnamita, hasta el inspector de policía con su sombrero y su gabardina oscura componen un escenario humano donde todo es posible pero al tiempo, todo es improbable.

Para que no quede duda, el malvado Jean-Pierre Léaud (tan lejos, ay, de  "Los cuatrocientos golpes" y de las pelis de Truffautt) apenas se visualiza y el prefecto que insta al inspector a que detenga al menor africano huido nunca entra en el campo de cámara, nos dice bien claro lo que el director trata de hacer: crearnos un país cutre de las maravillas sencillas y humildes donde es posible que se de la salvación comunitaria de un joven africano.

Lo mas reconfortante de la pelicula es la presencia permanente del adusto pero entrañable André Wilms, un actor maduro que recuerda a nuestro genial José Bódalo y que interpreta el papel de Marcel Marx, que ya fue protagonista de otra película del director finés, "La vida de bohemia" (de 1992) un hombre "que se encuentra cómodo con los desclasados, la gente sencilla, un pesimista alegre" como le definió Kaurismaki y ahora vuelve a emplear en ese retrato del limpiabotas generoso con una esposa  comprensiva afectada de un cáncer que remitirá espontáneamente al final de la película, sellando de esa forma el aire mágico de una cinta de visión inexcusable.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens