Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 septiembre 2011 6 17 /09 /septiembre /2011 19:47

db_15767.jpgHe aquí una gran película. Dirigida por Michelangelo Frammartino en 2010, ha tenido una presencia casi testimonial en cines muy especializados y posiblemente pase pronto a las listas de DVD lastrada por una distribución de poca entidad. Pero búsquenla. Claro que hay que dedicarle una atención y abrirse a la sensibilidad de lo eterno, de la naturaleza, de nuestro papel en ella y del respeto a todo lo que existe. Amparada por imágenes muy bellas y una cámara de mirada limpia y a veces estática, de mirada ingenua pero no inocente, la película transcurre con la lentitud hermosa del paso de las estaciones.

No hay protagonistas, hay paisaje, pueblo, animales, algunas personas, eventos lentos presentados sin explicaciones, sin diálogos, con la música de los lugares, es decir el viento entre las ramas, las campanas de la iglesia, los gritos y risas de la fiesta popular, el silencio del campo, los sonidos de los animales. Se nos invita a vivir la vida, compleja y sencilla al tiempo, de un antiguo y pequeño pueblo de montaña en Calabria, el trabajo de un pastor enfermo que lleva a sus cabras por el monte y las recoge al anochecer, sus toses y el uso de un remedio mágico,pintoresco y superticioso, el polvo barrido y recogido en la nave de la iglesia, disuelto en un vaso de agua. No hay quien hable o diga alguna cosa, no hay más banda sonora que los ruidos de los actos humanos, los fenómenos naturales y los que producen las cabras en su triscar.

Asistimos a la muerte silenciosa del pastor y al nacimiento simultáneo de una enternecedora cabra blanca y más tarde al crecimiento de esa cabra y a su muerte, perdida del rebaño, junto a un gran árbol. Después al corte de ese árbol --creo que es un enorme abeto-- a su transformación por las personas del pueblo en una cucaña para las fiestas, después a su abatimiento y el corto de su gran tronco para alimentar las cónicas montañas de fuego  y ceniza donde se hace la turba, emanando nubes de humo entre la tierra negra y al fin, convertida en carbón para alimentar los hogares de los vecinos del pueblo.

¿Cuales son esos cuatro estadios, estaciones de las que nos habla el título? Pues bien el lento discurrir de la vida a través de los cuatro reinos, el humano, el animal, el vegetal y el mineral. Pastor, cabra, árbol y carbón. Todo en imágenes sencillas y directas. Un canto incesante, lento, premioso, delicado, sutil y poético, al mero y fundamental hecho de existir. Y la poco observada relación de hermandad entre los cuatro estados. ¿Quieren un mensaje más bello y unitario, un mensaje donde se capta la fugacidad de lo permanente?. Pura filosofía poética, la fuerza evocadora y feliz de los detalles llenan la película de momentos inolvidables, el pastor desesperado porque ha perdido los polvos milagrosos que eran la garantía de su vida, la cacerola donde guarda los caracoles, su muerte en compañía de sus cabras que han asaltado su hogar, el parto seco, inmediato y brutal de la cabritilla y más tarde, la penosa llamada del animalito al quedarse sola en el monte, apartada del rebaño, su paciente muerte junto al gran árbol...La vida tal como es cuando apenas se separa de sus fundamentos, cuando las fronteras de lo localista, lo pueblerino, se funde en la vastedad de lo que es universal, lo que siempre será, lo esencial de la vida y la muerte y la conexión misteriosa entre todo lo creado...Hay una suerte de animismo vigoroso y sereno en esta aceptación de la muerte y la vida, en la conexión del hombre que vive y muere, en el animal que también nace y muere, en el árbol que acaba siendo carbón y vuelve para facilitar la vida de los hombres. Pitagórico y chamánico, el mensaje de la película nos concierne a todos. La vida y la muerte es la misma cosa, los hombres, los animales, los bosques, las flores y las piedras, el carbón, el hierro...todo son formas de lo mismo, de la misma esencia. Lo reconoce la fisica cuántica, lo dijeron los místicos, lo cantaron los poetas y lo razonaron los filósofos. Proyécten esta película en las escuelas. Apenas necesita explicación y ofrece sabiduría.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens