Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 febrero 2014 5 28 /02 /febrero /2014 08:31

PN850.jpg

 

Martin Amis ("Dinero", "Campos de Londres", "La información", "Tren nocturno"...), uno de los autores más irónicos y provocadores de la hornada británica de los años setenta en adelante, satírico y divertido (quizá fue en tiempos uno de los mejores escritores en la línea sarcástica de Jonathan Swift, con la garra de un Dickens despojado de moralina y compasión), vuelve a atizar el fuego con su visión crítica, ácida  y pretendidamente humorística --una comicidad bastante negra en general-- de la sociedad de su país (visión esta vez bastante alejada de la que compartía con otros autores de su generación, como Julian Barnes, Alan Bennet o Ian McEwan).

En este "Lionel Asbo", prevalece una visión gamberra de una realidad social de hooligans, descerebrados amigos del porno y los delitos menores, de abusos contra el ciudadano burgués que es cordialmente despreciado, aspecto de macarras, perros de presa agresivos, robos mezquinos, trapicheos varios de baja estofa y absoluta inanidad de las escasas neuronas que no han quemado el alcohol o las drogas, todo propuesto con un sentido del humor al estilo de esas series inglesas transgresoras de diálogos pasado de vueltas, personajes groseros, destrozones y alguna vez repugnantes por su propio exceso (una especie de producto degradado del humor de Benny Hill  mezclado con "Yes Minister" o "Escorpion negro" y en la lejanía, Monthy Pytton).

Amis no nos ahorra ningún garrotazo a la sensibilidad, escudado en ese corrosivo "humor", por lo que el hecho argumental de que al protagonista de la novela Lionel Asbo le toque un boleto de la Loto y lo convierta en millonario, sólo da materia para un despiporre al estilo de "El lobo de Washington" de Scorsese pero al modo lumpen. Realmente "El estado de Inglaterra" como subtitula Amis su novela, es de lo más chungo y grotesco. Esta visión airada de un ex "joven salvaje e irritado de la literatura inglesa", siempre instigando una especie de catarsis contra los vicios, depravaciones y falta de elegancia de la antaño sociedad de los caballeros y el "fair play", mostrando la hipocresía, corrupción y represión psicológica de lo que fue pero sin acertar a apuntar una mejora en lo que es (según Amis).

Percibo una cierta desmesura impropia en este escritor bastante notable en general. Es como si nuestro regocijante novelista tuviera una especie de complejo de Peter Pan y se negara a abandonar el antiguo y vetusto sitial de los "Angry young men" que ocupara su padre Kingsley (escritor de mediados del siglo XX, autor de "La suerte de Jim", "Un inglés gordo" y otras) antes que él: su estilo y su contundencia tienen sabor a algo impostado, como si un anciano respetable vistiera chupa de cuero y modos y lenguaje de hooligan. No me ha provocado mucho más que alguna sonrisa sorprendida de vez en cuando. Nada de humor del bueno, nada de Dickens, ni siquiera de Wodehouse y mucho menos de Chesterton o la elegancia de Maugham.

El tal Lionel no mueve a ningun tipo de regocijo, más bien irrita y termina dando un poco de asco. Su sobrino  Desmond Pepperdine , un personaje con ciertos visos  dickensnianos tampoco mejora mucho la cosa.  Así que como retrato paradigmático de una cierta sociedad inglesa con conducta oligofrénica y moral de alcantarilla, la novela no da para más y nos deja muy lejos de ofrecernos una muestra plausible de lo que podría ser la sociedad inglesa del siglo XXI (a pesar de Blair y la señora Thatcher, Inglaterra sigue siendo un país al que tener en cuenta y del que los compañeros de generación de Amis, como los citados, nos dan un retrato no por poco complaciente menos real y equilibrado).

Y para terminar esta poco satisfecha reseña desconfíen de lo que la contraportada del libro nos cuenta de la obra de Amis. Solo les diré que es el reflejo hiperbólico y fantasioso de lo opuesto que tratan de definir o mostrar. Algunas veces los editores nos ofrecen panegíricos sin tasa y sin causa de la obra que nos ofrecen. Ya sabemos que es una práctica comercial inevitable. Cuando el autor es muy conocido y de cierta valía --como es el caso-- las exageraciones abundan (y no sólo en España, recordemos los cientos de "la gran novela americana" que nos aportan desde los EE.UU. con autentica desverguenza o de los "nuevos" géneros  y autores que los franceses no dejan de inventarse o de los "genios"  y "genial" que abundan como las setas en el  mundo editorial europeo. Volviendo a esta novela, francamente, no acabo de ver claro qué es lo que se ha propuesto Amis con esta incursión a la más banal inmundicia lumpen británica. Por tanto, recomendable sólo a fans de Amis para que se quejen amargamente de la estulticia crítica de quienes no comulgan con ellos.

 

FICHA

"LIONEL ASBO".- Martin Amis.- Traducción de Jesús Zulaika.- Ed. Anagrama.-353 págs.


Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens