Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
4 junio 2012 1 04 /06 /junio /2012 09:06

los-diarios-del-ron-cartel.jpg

 

Asistimos en esta película a los primeros pinitos literarios de uno de los "gurús" del llamado "new journalism" norteamericano, --nacido en los setenta y que revolucionó la literatura periodística con las obras de Truman Capote, Thomas Wolf y algunos otros--, Hunter S. Thompson, autor de "Miedo y asco en Las Vegas", una de las "biblias" del lisérgico desenfreno literario de autores sumergidos en el alcohol y la droga (bastante menos valiosos literariamente que otros más antiguos como Thomas de Quincey, Poe o Baudelaire) y que fue llevada al cine por el irregular ex Monty Piton, Terry Gilliam, en una película absurda (también con Johnny Deep) 

Interpretada también  por el camaleónico Johnny Deep (que fue amigo personal del escritor hasta que este se suicidó en 2005) se nos narra la llegada del personaje que interpreta al autor, Paul Kemp, a Puerto Rico para trabajar como redactor en el Star, un periódico local de escasa importancia y que está a punto de cerrar. Quizá el comienzo sea lo más notable de un filme que no acaba de encontrar el ritmo y el tono adecuado. "Los diarios del ron" es un manuscrito de Thompson olvidado en algun cajón hasta que lo rescató el actor Depp y se propuso hacer una película de él como tributo a su amigo fallecido.

Y así es como hemos de ver este relato alcohólico, excesivo, absurdo, discontinuo e irregular, en el que un improbable Kemp-Thompson metido en la piel de un joven periodista alcoholizado y pretendidamente inteligente y sagaz, nos pinta una sociedad corrupta, la de Puerto Rico, a principios de los sesenta.

En un momento de este filme extraño, el director del Star, interpretado por un magnifico Richard Jenkins, le dice a Depp al comentar el tipo de sociedad portoriqueña que la metrópoli permite que se desarrolle y medre en el patio de atrás de la gran patria norteamericana: "No estás dormido, estás despierto. Este es el sueño americano". Pero excepto dos o tres pinceladas casi demagógicas que Depp se permite para acreditar su "olfato" periodístico, todo lo que nos cuentan sueñan a mala resaca de whisky o ron, o una pesadilla lisérgica creada por el lsd (como la secuencia del uso de esa droga con su amigo el fotografo Giovanni Ribisi).

A pesar de la fuerza gestual del perplejo Depp, que parece parodiarse continuamente a sí mismo o la impagable Sparrow de "Piratas del Caribe", los mejores actuaciones son las del citado Jenkins, la de Ribisi e incluso la de Aaron Eckhart, que hace un sorprendente papel de marrullero vividor sin escrúpulos. Bruce Robinson dirige al cotarro de actores en una suerte de muestrario de escenas sin ningún ritmo y con una languidez que hace pensar en que todos, incluido el equipo técnico, estaban bebidos o fumados mientras hacían la película en las calles y playas de Puerto Rico.

Los ojos inyectados en sangre del borracho Depp al inicio de la película y su desternillante enfrentamiento con el camarero que le trae el desayuno, tras la magnifica secuencia de los titulos de crédito con un avion rojo paseando por los cielos de Puerto Rico hasta pasar por la ventana del hotel donde se aloja un resacoso Depp, son uno de los aciertos de este director, al que no se le puede reprochar una decidida honestidad en la puesta en imagenes de un libro que supongo bastante impublicable por caótico y poco significativo fuera de las gamberradas etilicas y tal vez algo obsoleto en su retrato del ya sobrepasado "periodismo gonzo", en el que el periodista forma parte de la crónica de lo narrado e influye personalmente en su desarrollo, al convertirse en uno de los actores de la trama. Película fallida, pero con ciertas virtudes para formar parte de ese "Inferno" de los filmes que tiene valores extracinematográficas que probablemente la convertirán con el tiempo en pasto de cinéfilos.

  

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens