Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 marzo 2012 3 28 /03 /marzo /2012 07:04

ELS-20DOLENTS-202.jpgNo me había fijado demasiado en este actor. Me consta haberlo visto en alguna ocasión, correcto, buen conocedor de su oficio, una presencia de secundario de lujo. Estaba equivocado. Manel Barceló es un primer espada, un actor que rebosa talento, un camaleón que puede ser lo que se proponga aparentar. Lo he visto en la pequeña --y rebosante--Sala Muntaner. Él sólo en escena. Escenario vacío. Solo el juego de focos, alguna sombra chinesca, sin vestuario, sólo voz, gesticulación, movimiento, miradas, sonrisas, gritos, onomatopeyas (unos ecos de la mímica y los ruidos bucales del gran caricato, el histrión desaparecido, Pepe Rubianes, nada de su mala leche, aun hablando de villanos).

Dirige, con pericia, Ramón Simó y se representa el monólogo del actor y dramaturgo británico Steven Berkoff "Shakespeare villains", titulada en Barcelona "Els dolents".  En la sala a oscuras tras unos cortinajes del fondo del escenario sale un hombre delgado, de estatura media y rostro inteligente de expresión firme aunque facilmente cambiante. Lleva en una mano, sin quemarse, una llama que le ilumina el rostro muy teatralmente. Es el Proteo actor que le ha robado el fuego de la inspiración al dios Shakespeare. Porque de eso se trata. De asumir a una serie de personajes crueles, malvados por inteligencia o por cobardía, algún sanguinario perturbado mental, sujetos imperecederos nacidos de la portentosa imaginación del Cisne de Avon.

Una hora y media portentosa, sin descanso, en la que Manel Barceló se vuelve Ricardo III con su cojera y su cuerpo contrahecho, Macbeth, Hamlet, Shylock de "El mercader de Venecia", Yago de "Otelo", Coriolano o el Oberon de "El sueño de una noche de verano". Pero también imita a Laurence Olivier o a John Gielgud, se cachondea de Al Pacino o de Kenneth Branagh, ironiza sobre Flotats y los actores famosos de la tele que se enfrentan a papeles teatrales en el cara a cara de la sala y el público, sin posibilidad de repetir si sale mal como en el cine o en las series

Los "villanos" de Shakespeare van sucediéndose y entre ellos, como técnica de hilación, Barceló hace comentarios, críticas, imitaciones, chistes con mayor o menos adecuación y gracia mediocre, es quizá la parte menos conseguida de la, en general, magnífica función. Comparar a Ricardo III con Franco, Hitler o Bin Laden, me parece rizar el rizo, sobre todo cuando antes ha definido al rey inglés como un malvado inteligente.

Cuando nos habla de Hamlet, nos presenta la escena en la que el príncipe le reprocha a su madre ásperamente que sustituyera a su padre por su tío, tras la muerte -asesinato- del primero. El actor hace de Hamlet, de su madre Gertrudis y del asesinado Polonio, padre de Ofelia. La broma de las nalgas resulta distendida pero innecesaria, aunque el público se lo pasó en grande

La versión en catalán es obra de Marius Serra que busca el equilibrio, casi siempre lo consigue, entre el mensaje sumamente elevado del Bardo y esa cierta vulgaridad que a veces sorprende per o que uno acepta porque no es mas que otra cara de la moneda teatral, y que en este caso sirve para nutrir de referencias a la actualidad a unas obras que nunca han dejado de ser  actuales, a pesar de los 500 años transcurridos desde que nacieron para la escena.

Y esa es la impresión básica que deja esta obra en el espectador, al menos en mí: he visto actual a un hombre que ha nacido para la escena. Porque, además de ofrecernos ese calidoscopio de malvados shakesperianos, Manel Barceló nos da un cursillo rápido pero profundo sobre lo que significa actuar, sobre el oficio de actor, su grandeza...y sus miserias. Y es evidente que sabe de lo que habla. Fascinante.,..

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens