Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 julio 2012 1 16 /07 /julio /2012 07:23

theroyaltenenbaums.jpg

 Después de hablarles de Wes Anderson y de dos de sus filmes en dias pasados, "Viaje  a Daarjeling" y "Moonrise Kingdom", he buceado en las videotecas para ver y contarles algo sobre "The Royal Tennebaums", (2001) una de sus primeras películas, en la que nos narra la vida y naturaleza de una familia norteamericana de lo más atípica no solo en Estados Unidos, en cualquier lugar del mundo).

La ironía, el humor, la crítica inteligente --entre líneas o descarada según le convenga--, la cultura, el descaro y la originalidad (algunos le llaman  excentricidad) junto a sus ahora famosas secuencias en forma de cuadro artístico, su uso icónico del color y los encuadres y la ajustada utlidad de la banda sonora, casi siempre magnífica, van configurando un estilo de filmar tan propio de este autor como la habilidad en la elección de actores, muchos de ellos verdaderos adictos a este director, como hemos visto a posteriori.

.La historia encandila desde el primer fotograma: esa familia compuesta por supuestos genios, bajo la batutra de una madre omnipresente y creativa y un padre deshonesto, vividor y ausente. Vemos cómo crecen y se desarrollan esos genios, una estrella del tenis, un genio financiero y una dramaturga, todos triunfadores desde la mas tierna infancia, como era de esperar en unos genios, y en derivas personales más o menos agudas cuando llegan a la madurez, como también era de esperar. A esos maduros, aunque aun jovenes "ex" genios, les aparece una némesis en forma de su perdido padre ausente (Gene Hackman, en un papel cómico absolutamente memorable) que viéndose en supuesto peligro de morir por un supuesto cáncer, decide volver al hogar y tratar de recuperar a sus hijos (incidentalmente presionado también por el hecho de que no tiene un duro y le han echado del hotel donde vivia una suntuosa vida de farsante especulador).

Tras los lógicos enfrentamientos con su esposa, Anjélica Houston, tan certeramente histrionica y con sus hijos (Ben Stiller el financiero, Gwyneth Paltrow, la dramaturga y Luke Wilson, el tenista), y unas divertidas --y dramáticas-- peripecias. azuzadas por la desverguenza y vitalidad del "moribundo", la película va siguiendo un camino surrealista y divertido, con esos espacios breves, casi paréntesis, en los que Anderson muestra la amplitud de su sensibilidad cinematográfica haciendo un guiño estético o intelectual o solamente critico al espectador y que es una de sus carracterísticas mas personales y que más pueden despistar a los no avisados.

El guión de esta pieza llena de encanto y picardía está escrito a cuatro manos por Anderson y Owen Wilson, el actor, que tiene un papel episódico en la película, siempre en ese filo de la navaja entre la comedia y el drama, entre la seriadad y la broma, que es especialidad de Anderson. Todo queda en un brillante ejercicio cinematográfico rodado en clave compleja, desde el drama, a la critica social, la tragedia personal, el suicidio, el escape de las drogas y el alcohol, los engaños y las miserias de las parejas...Como un hibrido entre el Capra más familiar u dulzón, el surrealismo de Monthy Pyton, el descaro de los hermanos Cohen y la vistosidad de comic y realismo de un tarantino, todo ello bajo la capa intelectual de un Anderson que domina la cultura de nuestro tiempo y sus iconos mas representativos en el terreno del arte, la musica clásica o popular, la literatura y, por supuesto, el cine.

Mención aparte, la actuación de ese monstruo de la pantalla que se llama Gene Hackman, aun auténtico ladrón de planos, al que la camara parece adorar en detrimento de los actores que comparten plano con él (inclujida y es mucho decir, la soberbia Anjélica Houston). Lástima que no se prodigue Hackman un poco más en papeles como éste, pícaro, desvergonzado y vitalista.

  

 

 

     

 

 

 

   

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens