5 mayo 2012 6 05 /05 /mayo /2012 08:41

 

Antonio-Tabucchi---01.jpg

 

Creo que la desaparición física de Antonio Tabucchi casi coincidió con la primera edición por Anagrama de este libro que no es más que una recopilación de escritos del novelista italiano-portugués sobre los viajes que realizó o que imaginó. o  que vivió primero en los libros y luego quiso vivirlos con los  sentidos y los ojos bien abiertos. Una bellísima recopilación, por cierto. Ya en uno de sus primeros libros, Dama de Porto Pim, el entrañable autor italo-luso nos habla de retazos de libros de viaje, diálogos compartidos o escuchados a bordo de un barco o sabrosos trazos sobre las ballenas que cruzan por el mar de las Azores. En este que comentamos, como en otros de sus libros, Tabucchi va perfilando su obra bajo la influencia de dos conceptos o vivencias, el viaje como extrañamiento de uno mismo respecto al Otro o la otredad y el mundo onírico, donde tampoco es posible controlar la propia identidad o la confluencia del otro en nuestra vida.

No importa pues que Tabucchi nos regale experiencias vividas por él en sus viajes imaginarios, o vivencias imaginadas en viajes reales, el escritor camina o hace caminar a sus personajes los espacios que él mismo transitó viviendo experiencias imaginadas y, quizá, nunca vividas. En cuanto  a los espacios soñados, permiten al autor hacer otras singladuras que se realizan desde la inmovilidad. Y asi a menudo algunos personajes aparecen en sus sueños para narrarle sus propias historias que luego él pasará al papel (caso de Pereira, por ejemplo).

Los viajes que se nos cuentan en este libro, pasan desde el ensueño de la memoria propia (ese familiar que llevaba al niño Tabucchi a Florencia en un gozoso descubrimiento de Giotto), el hallazgo en  la Provenza de un pueblo, Mougins, donde la belleza se ha instalado. O se pierde por Hernani en el Pais Vasco en la casa museo de Chillida (en estos tiempos, cerrada, por desavenencias entre autoridades y la familia del artista)  o nos habla de su pequeña patria adoptada, Lisboa, ciudad legendaria en la que uno puede tomar un cafe junto a Pessoa, en efigie, o puede perderse en una calle maravillosa que nadie visita, la Rua da Saudade. Para concluir, hablándonos de Goa en la India, de Grecia y su Cabo Sunion, de Brasil y sus personajes historicos legendarios, de Paul Valery ante el Mediterraneo  o Cortázar en Paris. Y tambien nos narrará de viajes realizados a ciudades imaginarias gracias a personas interpuestas, los escritores que crearon un mundo propio, como Proust o Faulkner. Para concluir diciéndonos al oido: "tal vez falten los viajes mas extraordinarios. Son los que no he hecho, los que nunca podré hacer. Que permanecen sin escribir, o encerrados en su propio alfabeto secreto bajo los párpados, por las noches. Después nos quedamos dormidos, y levamos anclas."

Y así, como en "La Hispaniola", acompañando a Jim Hawkins y a John Silver el Largo, Antonio Tabucchi logra con su libro de viajes hacernos añorar los imposibles viajes de los libros de aventuras de Strevenson, London o Poe. Esa inquietud creativa que nos hace levar anclas de la realidad y surcar el ancho mar de los Sargazos de la imaginación leída.

 
  .



Compartir este post

Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de nullediesinelinea.over-blog.es
  • El blog de nullediesinelinea.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog