Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
11 abril 2011 1 11 /04 /abril /2011 16:09

Stéfphane  Brizé dirige este filme, "Mademoiselle Chambon" con gran sensibilidad y ha escrito también el guión basándose en la novela homónima de Eric Holder. La película narra una historia de amor condenado a no realizarse enteramente. Un albañil, austeramente interpretado por Vincent Lindon, conoce y se enamora de la maestra de su hijo pequeño, Mademoiselle Chambon. Esa tercera en discordia entra de forma inocente  y poco intencionada en el tranquilo y previsible mundo cotidiano de una pareja para crear un pequeño tsunami sentimental y emotivo. La sombra de "Los puentes de Madison" es alargada y planea sobre la película francesa. También las diferencias entre la obra maestra de Eastwood y esta sencilla, pero apreciable, muestra del cine francés de lo cotidiano, lo mínimo, lo ajustado, el universo que puebla la vida de la mayoría de los espectadores.

Mademoiselle_Chambon-404634-full.jpgLa aventura sentimental del albañil, completamente sacudido y aterrorizado --Vincent no parece alterarse lo más mínimo pero refleja con eficacia el desgarro interior-- ante esos sentimientos que trastocan su apacible vida matrimonial, con su apasionamiento y falta de lógica. Eso hace que surja el proceso emotivo en un contexto de silencios, gestos congelados por la indecisión o la timidez, música de violín y miradas, muchas miradas, cargadas de significado, preñadas de sentimientos, a veces asombradas y otras asustadas.

Algunas secuencias como el concierto de la maestra en honor del padre del protagonista en pleno festejo familiar (y la mirada de comprensión dolorosa de la mujer del albañil al ver la mirada de este hacia la maestra) o la contraposición conceptual entre el mensaje vitalista de la película y la escena en la que el albañil y su padre, anciano y enfermo, van a una empresa de pompas funebres a escoger el ataúd donde será enterrado cuando muera, resultan de una gran fuerza y sugestión dentro de su simplicidad argumental.

Romanticismo visual sobre un argumento y unos personajes tocados por la magia de la languidez, el silencio y las pasiones en sordina, aunque poco verosímiles y algo envarados en la falta de gestualidad emotiva.

El final es una hábil trasposición del de "Los puentes..." y como aquél se resuelve en los primeros planos de los amantes contrapunteados con el implacable destino que los separa (en una, el tren, en la otra el coche y la lluvia). Apreciable.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens