Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
2 octubre 2011 7 02 /10 /octubre /2011 07:33

Mammuth-269622816-large.jpg

El cine de Gustave Kervern y Benoit Delépine es un cine proletario, irreverente, provocador. Y "Mammuth" puede ser su obra más representativa, una película que seguramente gustará solo a unos pocos, pero que dificilmente olvidarán todos los que la vean, incluso los más disgustados,  con las peripecias del fondón, enorme y desmesurado Gerard Depardieu, un personaje border line que pasea  su patetismo por un escenario friqui donde abundan personajes del parecida sintomatología.

El argumento, el jubilado que a la hora de gestionar su pensión descubre que muchas de las empresas en las que trabajó no le dieron de alta a la seguridad social y marcha por el país  a la busca de sus antiguos lugares de trabajo y compañeros, para que le ayuden a recuperar sus certificados de trabajo, es  algo que se vive cotidianamente por desgracia en esta Europa en crisis social, económica y de valores.

En el fondo es la misma desesperación, vulnerabilidad y abusos que se denuncian en "Inside Job", "Capitalismo, una historia de amor", "Up in the air", "A propósito de Schmidt" (un comienzo argumental parecido pero esta cinta muy bien dirigida por Michael Payne) o "The company men", los mismos collares para perros de distintas clases y pelajes. Personajes alineados o francamente patológicos para ilustrar una pretendida comedia de trazos groseros, surrealistas, crueles o simplemente patéticos. Y digo lo de pretendida, porque lo que acontece en la pantalla dificilmente puede  atraer ni la más desvaida sonrisa. Pelicula que debería convertirse en un clásico para el movimiento de los indignados o en un motivo de reflexión sobre la capacidad de ciertos actores para hacer creíbles los aspectos más trastocados de sí mismos. Depardieu, excelente actor, con sus greñas salvajes y su corpachón elevado al cubo, parece una versión triste de la figura golpeada de Mickey Rourque, una Bestia sin Bella a su alcance (sólo es hermosa la figura fantasmal, ensangrentada, de la novia que tuvo en su juventud, que falleció tras un accidente de moto con él) tan tierno  y vulnerable por dentro como lamentable en su aspecto físico que le asemeja a un orco simple y triste.

El final, supuestamente poético, con Depardieu ya no a lomos de su moto Mammouth, sino viajando en un ciclomotor con los brazos al aire y una sonrisa idiota en el rostro, se sale fuera de la coherencia del feísmo deliberado de la película (a no ser que se nos insinúe que ese viaje final es realmente el último viaje, con el inevitable accidente).

Compañeros y familiares del jubilado itinerante, cada vez más absurdos, patéticos y fuera de la más lineal normalidad, desfilan ante la cámara de estos dos directores franceses que se encuentran muy lejos de los hermanos Cohen aunque a veces parece que les intenten seguir los pasos.

En suma, una road movie pesimista, llena de asperezas y amargura crítica que trata de pasar como una comedia  de nuestro tiempo, insolidario, insensible y muy a menudo cruel. Secuencias como la fiesta de despedida desangelada que le dan al jubilado Depardieu (sus compañeros le regalan un puzzle!!), el encuentro con el buscador de monedas y metales en las playas desiertas, el intercambio onanista con el primo que mas que risas provoca un cierta repugnancia o la relación con su mujer, dejan un poso de emociones poco agradables en el espectador, que reconoce en la pintura burda de la cinta un universo de humor negro que podría pintar Goya, Buñuel o Valle Inclán, una especie de comedia maldita entre el esperpento, la locura y la mezquindad. Ni siquiera la bella Isabelle Adjani, cubierta de sangre, se escapa del negro tono general. Y uno acaba como el Kurtz de Apocalipsis Now musitando, "El horror, ah, el horror"

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens