Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 enero 2014 4 02 /01 /enero /2014 09:25

alicemunro.jpg

Alice Munro, escritora canadiense que recibió el Premio Nobel de Literatura este año que acaba de finalizar, era una asignatura pendiente para quien esto escribe. Siempre he sentido una especie de simpatía profunda por los escritores de ese país del que se dice "Es como Estados Unidos, pero sin armas y con seguridad social". Precisamente uno de los escritores que más leo, releo y sigo admirando es ese canadiense con aspecto de profeta bíblico que fue Robertson Davies (sin olvidar al gran Michael Ondaatje o a Margaret Atwood). Hay muchas diferencias entre Davies y Munro. El primero es un narrador de largo aliento, aficionado a las extensas trilogías, canadiense hasta la médula y un admirable creador de personajes e historias complejas. Munro es una escritora más concentrada y sutil, de una concisión magistral y un aliento poético indesmayable. Es una delicada orfebre de relatos de media extensión, un tipo de narrativa breve a la que los escritores anglosajones son muy aficionados . Unh género muy leido y respetado en esos países. Viene  a ser lo que son en castellano los Borges, Cortázar, Pereda, Medardo Fraile, Garcia Pavon. Jose Maria Guelbenzu, Jose Maria Merino, Leopoldo Alas Clarin, la Pardo Bazán, Luis Mateo Diez, Javier Marías, Manuel Rivas y otros muchos.

La característica principal de Munro, aparte de su dedicación al relato corto, es la visión rompedora que nos ofrece del mundo femeninono sólo en su país sino como género. Nos suele presentar a sus heroínas inmersas en un mundo cotidiano, casi siempre bastante hostil o duro, un ambiente que parece pertenecer al mundo rural o al de las pequeñas ciudades remotas en la inmensidad del país norteamericano, un mundo propio parecido al que creó Faulkner, al de Coetzee o al de nuestrro Benet con Región. En esa vida con pocos alicientes y casi ningún sentido, las mujeres que protagonizan los relatos de Munro acaban dando un inesperado giro a sus vidas, un brusco movimiento de saturación propia, de cambio, de rebelión y de combativa lucidez.

Los cuentos de la obra que hoy les recomiendo, "Mi vida querida", editada por Lumen y traducida por Eugenia Vázquez Nacarin, son sensibles descripciones --no racionalizaciones-- de unos episodios puntuales en las vidas de esas mujeres. Unos hechos aparentemente banales que cambian de una forma brutal o leve la existencia de esas niñas, jóvenes o mujeres maduras que pueblan los relatos siempre intensos de Munro. La belleza sin juicios de algunos de los cuentos y su realismo escéptico, su naturalidad y su estoicismo sin emociones intensas o arrebatos, nos hacen seguir la lectura secuencial de esas historias con creciente interés y placer.

Son diez cuentos sobresalientes y un final inesperado y de fuerte sabor autobiográfico, cuatro relatos más --no exactamente ficción-- que son anunciados por la escritora diciendo : "Las cuatro últimas piezas de este libro no son exactamente cuentos. Forman una unidad distinta, que es autobiográfica de sentimiento, aunque a veces no llegue a serlo del todo. Creo que es lo primero y lo último -y lo más íntimo- de cuanto tengo que decir sobre mi propia vida" (pág. 269).

Aquí son elementos biográficos los que sirven de acicate y causa eficiente del relato en sí, como un comentario ficcionalizado de algo personal que la escritora comparte con nosotros con su habitual austeridad y desapego emocional. La sustancia argumental mínima que suele usar Munro en sus relatos adquiere caracteres de gran calado debido precisamente a su sencilla y austera descripción de sentimientos, realizada con gran economía de medios, en los que suelen aparecen briznas o destellos de dolor, la soledad, las dudas, los sueños rotos, la decepción o la tristeza, incluso el amor o la belleza. En fin, palabras en las que late la más íntima y desolada poesía.

Una de las cosas que más me atrae de esta escritora es su sencillo e insobornable alejamiento de los focos públicos, la gestión humilde de su presencia y su fidelidad a una forma de entender la literatura que le es propia, no sólo en cuanto a temática sino en cuanto a estilo: esa técnica que usa un fogonazo o un destello de algo especial en una vida corriente y a través de ese átomo de significado nos sugiere toda una vida entera. Como ella dijo hace tiempo: "Lo que quiero en un relato es un reconocimiento del caos", que siempre sucede de manera imprevista y banal. Los que descubran a Munro en este libro pueden acceder a cuatro más editados también por Lumen, "Demasiada felicidad", "La vida de las mujres", "Las lunas de Jíupiter" y "Amistad de juventud".

 

FICHA

"MI VIDA QUERIDA".-Alice Munro. Traducción:Eugenia Vázquez.- Editorial Lumen. 333 págs.-

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens