Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
19 mayo 2012 6 19 /05 /mayo /2012 06:54
molier6.jpg
 
Ni que decir tiene que admiro al viejo Moliére. Por eso al ver el título que le han puesto a  la película de Laurent Tirard, "Las aventuras amorosas del joven Molière", (el título original es, simplemente, "Moliere") dudé mucho en ir a verla (tanta fue la duda que he tardado 5 años en verla y sólo lo he hecho porque un amigo cinéfilo de cuyo parecer me fio, me la recomendó).
Tal como me suponía, el "biopic" no se aguanta como tal, la fidelidad de los hechos narrados, es más una recreación de una historia que permite al director contarnos las supuestas fuentes de algunos de los grandes personajes y argumentos de las comedias y dramas más famosos del genial escritor (incluso se permite el amigo Laurent que el actor -no muy acertado-- que encarna al dramaturgo grite en pleno furor etílico: "Cuando alguien en los siglos venideros habla de la lengua francesa, sólo dirá 'la lengua de Moliere'" ).
A pesar de lo dicho, se trata de un filme muy digno, respetuoso con la figura que ensalza, nada pacato, condescendiente o hagiográfico, una comedia romántica ágil, divertida, ingeniosa y chispeante. La verdad es que uno la pasa bien,  aunque  a veces le sobra la sobreactuación de Romain Duris, que suple con pasión y vehemencia su físico demasiado moderno y estilizado, así como unos rasgos que uno jamás dotaría de una inteligencia superior. Pero en fin, si olvidamos la cercanía en el tiempo de "Shakespeare in love" de la que parece ser deudora esta "Moliere", lo cierto es que el diseño de producción, el vestuario, las mansiones donde se rodó y los detalles de música, decoración, diálogos, fotografía  y ritmo narrativo y de montaje, la transforman en una película que si aún no han visto deberían localizarla en los mercados de DVD y dedicarle un par de horas. Las disfrutarán.
No siendo pues una histgoria fidedigna sino un amable y a veces divertido juego de enredos sentimentales, uno disculpa el atrevimiento de usar a Moliere en estos asuntos y gusta en suponer que si el genio francés pudiera ver por algun agujerito del Parnaso esta película, sonreiría con indulgencia y seguramente alabaría el gusto por las damas que muestra su no muy acertado trasunto cinematográfico. La bellísima y sensual Laura Morante, con un perfecto equilibrio entre la elegancia y la pasión, la inteligencia y la paciencia, la tolerancia y la fuerza, da la réplica a otro actor de verdadero mérito, Fabrice Luchini, en su bobo papel del burgués gentilhombre,  monsieur Jourdain, un fatuo que cuando se percata de las crueles burlas que provoca sus acciones y comportamientos, adquiere una  admirable y serena dignidad, en el polo opuesto de su humoristica estupidez. Entre esos dos pesos pesados de la escena francesa, el joven Romain Duris --que parece imitar al actor que encarnó al Shakespeare enamorado-- trata de mantenerse a flote y a veces lo consigue con la ayudita de sus dos compañeros, en escenas tan bien logradas como las clases de comportamiento que Moliere da a Jourdain, mostrándole cómo imitar a un caballo y los diferentes tipos de comportamiento y andadura que éstos tienen según su raza (ya que un actor debe aprender a meterse en la piel de lo que representa, y así el burgués fatuo podria lograr que la joven, bella y cruel marquesa se fije en él). "Tartufo", "El misántropo" o "Las preciosas ridículas" son algunas de las obras que nuestro director ha saqueado para dotar de realidad literaria su visión de Moliere.
La accion transcurre en París en 1644, con un Jean Baptiste Poquelin como actor de farsas, no demasiado bueno, asediado por los acreedores y obligado a cerrar su "Theatre Groupe" e ingresar en la cárcel. Cuando sale en libertad hay un lapso de varios meses en que no se tiene constancia de donde estuvo o lo que hizo. Es el periodo misterioso que escoge nuestro director para dar contenido a su pelicula, ya que cuando esta ausencia sin datos acaba, varios meses después, Moliere cambia de registro, hace una gira de trece años con su compañía por toda Francia y cuando regresa a Paris en 1658 ya es un dramaturgo conocido y comienza su edad de oro. En esos meses de misteriosa ausencia Moliere conocerá a muchos de los personajes que luego nutrirán su obra: esa es la gracia y justificación de la película.
En la vida real hay un detalle de la vida de Moliere que siempre me ha impresionado: la hemorragia cerebral que habria de producirle la muerte le ataca justamente cuando está en escena representado a su personaje "Argán" el hipocondríaco protagonista de "El enfermo imaginario". Era la noche del 17 de febrero de 1673.
    .
   
 
  

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens