Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
25 abril 2011 1 25 /04 /abril /2011 18:33

 

nadaque.jpg

A menudo las segundas partes no son buenas(exceptuando quizá "El Padrino II") porque se trata de insistir en una fórmula que salió mas o menos bien la primera vez, aunque eso no constituye ninguna garantía de que seguirá saliendo bien aplicando una fórmula desoladoramente semejante. El cómico y director francés Dani Boon logró un éxito destacable con "Bien venidos al Norte" cuando un jefe de Correos francés es castigado a pasar dos años en el norte de Francia, Paso de Calais, en lugar de la Costa Azul como pretendía, haciendo trampas.

Las peculiaridades regionales juegan un destacado papel en esta película donde los prejuicios son un motivo jocoso de sorpresas reivindicativas. Confieso haber reido a gusto con algunas de las escenas de esta película con personajes bastante sólidos y un "coro" de habitantes de la remota región de Francia que tienen tanto encanto como los habitantes de la tribu de Asterix y Obelix. Sin embargo el amigo Boom, cuyo simpático rostro pasó de segundo protagonista en "Bienvenidos al Norte" a protagonista primero en "Nada que declarar", no ha dado esta vez con la rentable fórmula que permitió a B.al N. convertirse en un éxito del boca-oreja. Analicemos por qué. ¿El esquema argumental? El mismo. Otra vez chistes fáciles, diferencias regionales, ridículos complejos agresivos entre vecinos, sal gorda por doquier, violencias desmedidas e innecesarias, algún disparo absurdo y demasiadas situaciones humillantes de puro desmadradas. Aquí el racismo emcarnado en  un aduanero belga (un Benoit Poelvoorde, que sobreactúa de continuo), con una inquietante facilidad para apretar el gatillo, y otro francés (Boon), enamorado a mayor abundamineto de la hermana del cerril belga. Romeo y Julieta en versión cutre, la desaparición de fronteras europeas en 1993 como escenario (preludio de la estafa económica-social del euro), chistes fáciles y situaciones ridículas que posiblemente puedan hacer reir mucho a belgas o franceses pero que en estas latitudes no conmueven demasiado.

Dani Boon aplica el mismo esquema, parecida fórmula de su gran éxito de las aventuras y prejuicios de un parisino en Paso del Norte-Calais, en su "Nada que declarar", que haciendo juego con su título nos informa que no hay nada digno de verse en esta película, sobre todo en lo que concierne a ingenio y ese humor limpio, por muy socarrón que sea, que distingue a las buenas comedias.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens