Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 febrero 2014 5 07 /02 /febrero /2014 08:44

zadie.jpg

 

Zadie Smith vuelve al escaparate literario. Tras su prometedor comienzo en 2001 con "Dientes blancos" y su confirmación como narradora con "Sobre la belleza" en 2006, regresa a los ambientes, los personajes y lo trama caleidoscópica de una clase obrera multicultural radicada en el noroeste de Londres, tal vez uno de los más sugestivos y conflictivos barrios urbanos de gran ciudad, al nivel de las "banlieus" de Paris o las favelas de Río. Nuevamente la Smith echa mano de su infancia y adolescencia. Alguien escribió que la mayoría de los grandes escritores beben incesantemente de su infancia y su juventud, repitiendo una y otra vez la misma historia pero con detalles distintos o historias diferentes con localizables detalles de los mismos lugares (físicos o mentales).

Otra vez los personajes negros, jamaicanos, antillanos varios de "Dientes blancos" con sus pasiones elementales, su temible vitalidad, sus miserias, grandezas y mezquindades, su violencia súbita, su desencanto y su sufrimiento, sus drogadictos, sus chulos y sus mujeres espléndidas o destrozadas, toda una humanidad doliente y pintoresca, llena de color humano y tan vital como los animales de una jungla de cemento.

Toda la novela nos va mostrando su caleidoscopio humano atravesado por una corriente de desánimo y fatalismo. Llegamos donde estamos y podemos bajar aún más, pero eso es algo con lo que hay que vivir, pues nuestro origen no nos permite otro destino (aunque la protagonista Leah, una joven blanca de piel en un ghetto oscuro, ha terminado estudios y se siente diferente aunque arrastrada por la fuerza destructiva de la costumbre, el tedio y la necesidad). Zadie, tan bella como su personaje, también muestra la misma honestidad en su narrativa que Leah en su vida azarosa. No esconde cartas, todo lo pone sobre la mesa y deja que sus personajes se comporten a tener de lo que la necesidad les ha empujado a ser y ellos no han sido capaces de evitar rebelándose. El ambiente de Willesden, Albert Road, Brondesbury, se despliega ante nuestros ojos conducidos por la límpida prosa de Zadie, un cosmos de ratas callejeras, yonquis, ladrones de poca monta, prostitutas y ruido humano sin armonía alguna. No hay artificio en ese territorio que nos evoca la autora. No lo encontraríamos si sólo recurriéramos a un mapa de Londres. Como decían los maestros zen nunca confundas el mapa con el territorio y esto es una verdad incontestable en "NW London" (aunque he visto en una web londinense que ya existen recorridos "literarios" por los barrios y calles de las novelas de Zadie Smith, uno de los jóvenes iconos contestarios de la literatura inglesa de hoy mismo).

Zadie nos muestra en "NW London" un ejemplo de auténtica furia creadora, una narración multiforme que sigue un orden aparentemente caótico en el que se mezclan personajes, caligramas, anuncios, tests, llamadas al lector, se va cambiando la voz narrativa, los personajes dejan y toman la palabra al ritmo interno de la trama, como si Zadie con un magnetófono hubiera ido grabando a su capricho las diferentes "secuencias" de su narración. Pero el lector comprueba muy pronto que no hay ningún caos en esta narración, simplemente llamamos caos a un orden que no entendemos o no sabemos ver. Y como la savia que fortalece este entorno, hay sentimientos, pasiones, emociones, tristeza, amores contrariados, abandonos, odio, envidia y un amor que emana en primer lugar de la autora hacia sus desvalidos personajes. Y así uno de éstos piensa "El tiempo se está contrayendo para su madre, ya le queda poco trecho por delante. Quiere comprimir el pasado, convertirlo en algo lo bastante pequeño para llevarlo consigo". Y de otro de los personajes que entran un momento en escena y luego desaparecen, "Ned encuentra filosofía en casi todo lo que dice Leah, por anecdótico o banal que parezca. Es un porrero impenitente y el tiempo se coagula en torno a él. Estira el alcance de las cosas más simples". Y a veces nos sorprenderá con aforismos como éste "¡Qué difícil es el regalo para una mujer! Se castigará a sí misma por recibirlo".

Una delicia de lectura, sorprendente y a veces con altos niveles de exigencia (los 185 breves narraciones aparentemente inconexas que siembran la novela) que no le dejará indiferente. Es una buena novela y vale la pena gastarse los 20 euros que cuesta. Hasta el último céntimo.

 

FICHA

NW LONDON.-Zadie Smith. Ed. Salamandra. Traducida por Javier Calvo. 378 páginas. 20 euros.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens